La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó sobre la emisión de la  recomendación 4/2019 a la Secretaría de Marina (Semar), luego que un grupo armado disparó desde un helicóptero contra una familia, con un saldo fatal de dos niñas y su madre, así como tres personas heridas.

Los hechos ocurrieron en el estado de Tamaulipas el pasado 25 de marzo del 2018 durante un supuesto enfrentamiento entre integrantes de la delincuencia organizada y marinos.

Como parte de la investigación, la CNDH “acreditó violaciones a los derechos humanos a la vida, integridad personal y a la seguridad jurídica en agravio de quienes viajaban en el automóvil agredido. Los disparos realizados se dirigieron hacia vehículos y personas que no representaban riesgo o peligro para el personal naval que empleó una ametralladora que puede disparar 3 mil proyectiles por minuto”.

De acuerdo a la CNDH, un equipo de la Semar sobrevolaba la ciudad de Nuevo Laredo con el objetivo de disuadir a presuntos integrantes del crimen organizado que habrían atacado a sus compañeros en tierra, pero cuando llegaron al lugar sólo encontraron el auto de la familia y abrieron fuego.

Los marinos declararon haber disparado para repeler un ataque, pero se descubrió que la aeronave no contaba con marcas de disparos, por lo que esa hipótesis quedó descartada.

Por ello, se emitió una recomendación al titular de la Semar, almirante José Rafael Ojeda Durán, para que repare integralmente el daño a las víctimas sobrevivientes, se les rehabilite y se les incluya en el Registro Nacional de Víctimas, así como colaborar en los procedimientos administrativos y denuncia que se inicien respectivamente ante el Órgano Interno de Control de la Semar y la Fiscalía General de la República (FGR).