La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se sumará, a partir del 30 de mayo, a los trabajos de vigilar la seguridad durante el proceso electoral extraordinario en Puebla, aunque la Policía Federal (PF) y Gendarmería seguirán ayudando.

Según el anunció dado a conocer por el vocal ejecutivo de la Junta Local del INE en el estado, Joaquín Rubio Sánchez, el Ejército hará rondines dentro de dos semanas.

Agregó que la PF y Gendarmería seguirán vigilando el resguardo y traslado de la paquetería, el cual comenzó en días pasados.

“30 de mayo se van a incorporar para toda la seguridad del estado. Gendarmería siete distritos y Policía Federal otros ocho distritos, ellos están para las bodegas, para los traslados son otros operativos donde entran todas las fuerzas, desde estatales y federales”, detalló.

Cabe mencionar que el pasado 15 de mayo, Rubio Sánchez informó que ante a falta de respuesta de la Sedena, la Gendarmería se encuentra resguardando los paquetes electorales en Puebla.