Como no podría ser de otra manera, el presidente de Estados Unidos anunció vía su cuenta personal de Twitter que Mike Pompeo, exdirector de la CIA, era el nuevo secretario de Estado en lugar de Rex Tillerson, quien se encontraba en una gira por África.

De acuerdo con el Daily Mail, se trató de una decisión a las que nos tiene acostumbrados el mandatario estadounidense, quien –cita el rotativo en su portal de Internet– no informó personalmente a Tillerson del movimiento en su gabinete. Steve Goldstein, subsecretario de Estado, reveló que Trump no habló personalmente con Rex Tillerson, quien no tenía idea de que había sido despedido.

Los cambios en el equipo presidencial se dan luego de que se informó que la investigación sobre la llamada Trama Rusa se cerraba sin que se encontraran pruebas que involucraran directamente a Trump en dicho tema.

Asimismo, el mandatario nombró a Gina Haspel como directora de la CIA, siendo la primera mujer en ocupar dicha posición.