Luego de que la Cruz Roja Mexicana diera a conocer que su delegación Salamanca, en Guanajuato, cerraría sus puertas hasta nuevo aviso por cuestiones de seguridad. Tras una reunión realizada entre la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz y el Presidente del Patronato de Cruz Roja Mexicana Salamanca, Doctor José María Rostro Fernández, se acordó la reactivación inmediata del servicio.

De acuerdo a la versión de dicha institución, el pasado sábado, una ambulancia de la institución fue interceptada por un grupo armado a fin de secuestrar a un herido por arma de fuego que estaba siendo trasladado en el vehículo.

Ante el hecho, la institución emitió un comunicado, donde explicó: “Pedimos a toda la ciudadanía comprensión, todos los que somos voluntarios en esta noble institución creemos en su misión llena de un espíritu humanitario que nos guía, pero en este momento debemos cuidar nuestra integridad»

Pese a la crisis de seguridad, tanto gobierno municipal, como estatal, lograron revertir la postura, por lo que ahora las Fuerzas de Seguridad Pública otorgarán resguardo en algunos traslados de heridos, específicamente en aquellos casos en que por la zona o por ciertas características del reporte, se considere que pudiera existir algún riesgo. De igual manera se acordó vigilancia en las instalaciones de la Benemérita institución.

También se acordó la integración de personal de Cruz Roja al Sistema 911, que contempla un programa de capacitación integral. La alcaldesa Beatriz Hernández Cruz reiteró que el Municipio destinará los recursos que sean necesarios para reforzar la operatividad de Cruz Roja en la ciudad y que de manera integral la atención continúe mejorando.

Salamanca es un municipio estratégico ya que aquí se encuentra la principal refinería del centro de México, donde el robo de combustibles ha generado violentas disputas entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel Santa Rosa de Lima.