Violencia en Ecatepec, fomentada por complicidad de las autoridades

826

El informe más reciente del International Crisis Group (ICG) sobre la violencia en México proviene de medir los niveles de inseguridad en estados como Ciudad de México y los estados de México, Michoacán y Guanajuato, además, monitorea el movimiento de los cárteles y células del crimen organizado a nivel regional, así como la corrupción e impunidad que han repuntado en los últimos dos sexenios.

Además analiza la situación en municipios de alta vulnerabilidad como Ecatepec, Estado de México, el más poblado del país, pero también el que tiene los mayores índices de asesinatos y feminicidios y el más pobre de la zona metropolitana del Valle de México.

En los últimos seis años, Ecatepec es uno de los ayuntamientos del país con más casos de homicidio, extorsión, secuestro, robo a mano armada, robo de autos, robo de autos y robo de carga. También es uno de los lugares más peligrosos del país para las mujeres, pues han ocurrido 383 asesinatos de mujeres entre 2011 y 2016, además de que el 92.3 por ciento de sus ciudadanos se sienten  en riesgo de crimen o violencia.

“Desde alrededor de los catorce años, los jóvenes de Ecatepec ahora se unen a mafias con raíces locales que han reemplazado a las pandillas menos jerárquicas. En el municipio, cinco grupos compiten el control sembrando el terror”, explica el informe de ICG

En su informe “Construyendo la paz en México: dilemas que enfreta el Gobierno de López Obrador”, presentado este 11 de octubre de 2018 y firmado en Ciudad de México, Bogotá y Bruselas, la organización civil destaca las causas del repunte criminal en Ecatepec.

“Al parecer, la colusión con políticos y  policías, tanto a nivel municipal como estatal,  ha sido fundamental para la colonización criminal y la impunidad”. Organizaciones criminales nacionales como la Familia Michoacana y la Organización Beltrán Leyva han incursionado en Ecatepec en la última década, estableciendo alianzas con grupos locales e imponiéndose como únicos proveedores de drogas, además de asumir roles de liderazgo en la extorsión”, indica el reporte.

El ICG es una organización con amplio reconocimiento internacional y es también una fuente de información para gobiernos e instituciones que trabajan por la paz y la resolución de conflictos. Desde julio de 2009 lo preside la canadiense Louise Arbour, jurista canadiense y quien fungió como Alta Comisionada de la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos.

La situación se agravó hace unos días, cuando se supo de un aterrador caso de feminicidios en el que una pareja asesinó, al menos a 20 mujeres jóvenes.

“La supuesta connivencia con políticos y policías, tanto a nivel municipal como estatal, supuestamente ha sido fundamental para la colonización criminal y la impunidad. Como resultado, Ecatepec se ha convertido en otro escenario de competencia violenta para los grupos del crimen organizado nacional, acentuando los niveles existentes de violencia letal. El municipio y las áreas circundantes ahora se asemejan a un mosaico en el que una combinación de delincuencia callejera de bajo nivel e incursiones delictivas organizadas impulsan niveles de violencia cada vez mayores en un municipio que ya se encuentra entre los diez principales en México por número de homicidios desde 2011 hasta 2017”, destaca el informe.

Con información de Sin Embargo