Para Raymundo Collins, secretario de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México, el entorno de violencia que vive la Ciudad de México y que vivió su cúspide con el ataque armado en Garibaldi en septiembre pasado, es culpa de la confrontación entre la Unión y la Anti Unión.

“Tenemos dos grupos delincuenciales que son los que han creado la percepción ciudadana negativa porque son los que nos han dejado cuerpos en la calle por los que hemos visto tiroteos y ese tipo de circunstancias que son la Unión de Tepito que se crea por un señor Francisco Cayagua y él tenía dos subtenientes, ‘El Betito’ y ‘El Tortas’”, indicó Collins Flores.

“El Betito mata a su jefe para tomar el poder de la Unión y entonces el otro crea la Anti Unión, entre ellos dos ha sido todo lo que la sociedad y la percepción ciudadana, yo creo un 60 por ciento ha visto en las calles», agregó.

Pese al discurso del exjefe de gobierno, sobre que en la Ciudad de México no había presencia del crimen  organizado, la aparente tranquilidad en la capital, que se había mantenido ajena a la disputa entre carteles de la droga que hay en otras regiones del país, se ha desmoronado en los últimos meses.

“Son dos organizaciones que se han focalizado en ciertas zonas de la ciudad y que hemos de manera responsable atacado a través de factores de inteligencia, lo que yo quiero comentarles es que en lo que va de este periodo una de esas organizaciones le hemos realizado la detención de 35 personas y también la identificación de seis occisos», señaló Edmundo Garrido Osorio, procurador capitalino.