Violencia contra mujeres registró casi 46 mil casos en enero-marzo

148

Durante el primer trimestre del año, aumentó el número de mujeres que fueron agredidas y debieron acudir a un albergue o centro de protección para ser atendidas e incluso salvar su vida. En total, se registraron 46 mil 783 casos de servicios legales, médicos y psicológicos, con un incremento de 2.93% respecto al mismo periodo de 2019, donde hubo 45 mil 450 casos.

Los estados con mayor incidencia de casos fueron Jalisco, con 8 mil 261 casos; Estado de México, con 7 mil 102 casos y Coahuila con 6 mil 581 agresiones.

El año pasado, el Estado de México ocupaba el primer sitio.

En quinto lugar se encuentra la Ciudad de México, con 3 mil 688 mujeres protegidas en albergues; Hidalgo, con 2 mil 721; Colima, con mil 792; Aguascalientes, con mil 641, y Guanajuato, con mil 578. Según el directorio más reciente, hay en el país 48 Centros de Justicia para Mujeres (CJM) para dar refugio y atención a las víctimas de agresiones, pero hay entidades como Baja California que no cuentan con alguno.

En un informe realizado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, perteneciente a la Secretaría de Gobernación (SG), esta situación de violencia afecta no solo a las mujeres agredidas, sino que se extiende a todas sus familias, ya que si bien la mayoría de las personas atendidas son mayores de edad, también se reportaron agresiones a casi 4 mil niñas y adolescentes y mil 709 adultas mayores.

Sin embargo, estos centros de apoyo han sufrido recortes presupuestales que limitan su operación, por lo que diputadas federales de distintos partidos, integrantes del grupo de trabajo plural de igualdad sustantiva pidieron a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a considerar este rubro como prioritario para dejar de recortar sus recursos.

En la Cámara de Diputados, la presidenta de la mesa directiva, Laura Rojas (PAN), y sus compañeras Lorena Villavicencio, Nayeli Fernández (Morena), Martha Tagle (MC), Guadalupe Almaguer (PRD), Olga Sosa (PES) y Erika Sánchez (PRI) calificaron la posible reasignación de recursos para proteger a la mujer de actos bárbaros de violencia, y responsabilizaron al presidente Andrés Manuel López.

Por su parte, la senadora panista Kenia López pidió a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que considere el tema de la violencia contra las mujeres en nuestro país como un tema que no se debe minimizar y mucho menos eludir.