Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que la enfermedad causada por el coronavirus aún no es una emergencia global, el nuevo coronavirus de China se elevó a 25, y el de infectados a 830, en tanto, en México la Secretaría de Salud investiga cinco posibles casos.

José Luis Alomía, director de Epidemiología, explicó que en un principio analizaron siete casos sospechosos, pero dos ya fueron descartados el de Reynosa y uno de la Ciudad de México.

De los cinco casos que son investigados: tres corresponden a Tepatitlán, Jalisco; otro a una mujer de 28 años, de la Ciudad de México, y uno más, a un hombre que vive en Michoacán.

En conferencia de prensa en Ginebra, el director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que aunque el brote claramente es una emergencia en China, “no se ha vuelto aún emergencia global de salud”.