Trabajos del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles se mantiene en tiempo récord

90
DCIM101MEDIADJI_0264.JPG

El Agrupamiento de Ingenieros del Ejército Mexicano está en tiempo para cumplir con su misión, culminar en los 284 días restantes el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

De acuerdo al mayor Edwin Romel Gallegos Martínez, jefe de Recursos Humanos, “Tenemos todo el empeño en cumplir la misión que se nos ha asignado, vamos en tiempo y forma, cumpliendo con los programas y la ruta crítica de cada uno de los frentes, para poder ir cerrando y concluir, sin contratiempo, alguno el 21 de marzo del 2022”.

En palabras para el diario Excélsior, el ingeniero militar explicó que el avance de la obra se encuentra a un 60.69 por ciento.

Luego de la llamada veda electoral, periodo que inició en abril y concluyó el pasado 6 de junio, con las elecciones federales, el Ejército Mexicano autorizó nuevamente el ingreso al complejo de Santa Lucía, para dar a conocer los avances de la construcción de la terminal aérea.

Están prácticamente concluidas, y listas para ser utilizadas, instalaciones militares, como la Unidad Habitacional, un complejo de departamentos para aproximadamente mil familias; cuenta con un centro escolar con planteles para preescolar, primaria y secundaria; así como un centro comercial y otro deportico.

También está a punto de operar el Hospital Militar Regional, una instalación de salud de tercer nivel, con capacidad para 50 camas y atención de especialidades.

También ya se entregó y está operando la nueva Base Aérea Militar (BAM) número 1, el principal complejo militar de estas instalaciones, la que no ha interrumpido sus trabajos, desde el inicio de la construcción.

La terminal contará con 32 posiciones de contacto y 16 remotas para el abordaje de los aviones, un estacionamiento para 5 a 6 mil vehículos, así como instalaciones intermodales para otro tipo de transporte que llegará al lugar.

Las dos pistas para aterrizajes y despegues, cada una de 4.5 kilómetros de largo y 45 metros de ancho, están concluidas, solo falta que se instalen los instrumentos para la guía de las aeronaves.

Por su parte, la torre de control, una estructura de 88 metros de altura tiene un avance de 90 por ciento, debido a que únicamente falta que la cabina se equipe con las pantallas y consolas que permitan la orientación de los pilotos con tierra.