El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, dijo que la Fiscalía estatal continúa con la investigación sobre el presunto enfrentamiento del 5 de septiembre, en el que murieron ocho personas, que supuestamente fueron ejecutadas ilegalmente por policías estatales.

Para esclarecer los hechos, el mandatario estatal adelantó que la Fiscalía General del Estado «solicitará asistencia técnica del Buró Federal de Investigaciones de EEUU (FBI por sus siglas en inglés) y de otras agencias internacionales, para dar mayor fortaleza y transparencia a las investigaciones».

De acuerdo con las primeras pesquisas, presuntamente policías de Tamaulipas abatieron en Nuevo Laredo a ocho personas, presuntamente integrantes del Cártel del Noreste; sin embargo, el Comité de Derechos Humanos Nuevo Laredo denunció que lo ocurrido fue, en realidad, una ejecución extrajudicial en un escenario prefabricado.

​En Twitter, el gobernador escribió que «la Unidad de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal abrió su investigación y ha suspendido a los elementos que participaron en el operativo».

He sugerido al Fiscal que solicite asistencia técnica del FBI y de otras agencias internacionales, para dar mayor fortaleza y transparencia a las investigaciones, aunque la Fiscalía del Estado, «en ejercicio de su autonomía», abrió de oficio una carpeta de investigación.

«Cumpliremos las medidas cautelares dictadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). En caso de que las investigaciones concluyan en responsabilidad de funcionarios estatales, se actuará con toda la fuerza de la ley», aseguró el gobernador. ”En caso de que las investigaciones concluyan en responsabilidad de funcionarios estatales, se actuará con toda la fuerza de la ley”, finalizó.