Aunque los cárteles de la droga “siempre” han operado en la Ciudad de México, no lo hacían de manera violenta, aseguró la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien culpó a las administraciones pasadas de negar la existencia de esos grupos y dejarlos fortalecerse.

“Siempre ha habido presencia de estos cárteles en la ciudad”, dijo. “La cuestión es que no había violencia y se les dejó crecer mucho anteriormente, y ahora nos toca controlar eso. En eso estamos trabajando”, aseguró al final de una ceremonia donde se entregaron apoyos para el rescate de unidades habitacionales en la entidad.

El martes pasado se detuvo en dos puntos residenciales del Valle de México, uno de ellos en la alcaldía de Tlalpan, a dos importantes operadores de grupos delincuenciales relevantes en la Ciudad: Pedro Ramírez, “El Jamón”, líder de La Unión de Tepito, y de Jorge Flores, “El Tortas”, de Fuerza Anti-Unión, mientras que el miércoles se capturó a Aldo de Jesús Azcona, líder de las operaciones del Cártel Jalisco Nueva Generación en la Ciudad.

Además, este jueves la procuraduría capitalina realizó un operativo contra la célula criminal Sindicato Libertad, ligado al cártel de Tláhuac, al detener siete integrantes. Dicha organización se dedica a despojos, invasión de predios, extorsiones, amenazas, golpizas y cobro de derecho de piso en las alcaldías Tláhuac, Iztapalapa y Coyoacán, e incluso con la distribución de agua potable en pipas en la zona oriente.