El senador panista Mauricio Kuri denunció este jueves haber localizado micrófonos y equipo de espionaje en su despacho del Senado de la República y mostró los artefactos hallados junto con su bancada ante el Pleno.

“Me acaba de avisar gente del administrativo, de mi grupo parlamentario, que estábamos siendo espiados y me acaban de entregar estos micrófonos. Yo pensé que era algo que ya había sucedido hace muchos años y que nos habíamos olvidado de eso”, dijo el líder panista ante periodistas.

Ante la acusación, Mónica Fernández Balboa, presidenta de la mesa directiva de la Cámara Alta, declaró un receso para notificar a la Fiscalía General de la República (FGR) de los hechos, que fue respaldada por las diferentes bancadas.

Por su parte, Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena, solicitó llegar hasta las últimas consecuencias en la denuncia, pero reclamó a Mauricio Kuri por retirar los micrófonos de su oficina porque “se rompió la cadena de custodia”.

El tema generó controversia, debido a que un grupo de senadores de Morena acusó en el pleno que se trató de un montaje.

“¡Uf, qué día! Acusaciones infundadas de espionaje y maniobras burdas de endebles culpabilidades. La Fiscalía de la República ha iniciado la carpeta de investigación: la verdad saldrá a flote. Quien nada debe, nada teme”, señaló posteriormente Monreal en Twitter.

Por su parte, el líder del PAN, Marko Cortés declaró: “Mi más enérgica condena ante el espionaje a los senadores del PAN. Esto es un ataque directo, no solo a un grupo parlamentario, sino a nuestra democracia y a la legalidad. Exigimos una inmediata investigación por parte de la Fiscalía General y castigo a los responsables”.