Senado convoca a sesión para discutir ley de amnistía

420

A propuesta de la bancada de Morena y sus aliados, en el Senado, el coordinador de la bancada mayoritaria en la Cámara Alta, Ricardo Monreal, informó que este lunes 20 habrá una nueva y única sesión para aprobar la Ley General de Amnistía, que permitiría anticipar la liberación de presos injustamente encarcelados o que puedan recibir el beneficio de la libertad anticipada por ser considerados de baja peligrosidad y así reducir el riesgo de contagio de Covid-19 al interior de los centros penitenciarios del país.

Dicha sesión se realizaría de manera remota, para respetar las medidas sanitarias implementadas por el gobierno federal para evitar contagios.

Por su parte, el coordinador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que no es una reforma prioritaria, ya que hay otros mecanismos para liberar a la población vulnerable que está en prisión. Mientras que el coordinador panista, Mauricio Kuri, dijo que Morena solo busca liberar delincuentes para acatar una orden del presidente, en lugar de sesionar para impulsar medidas que alivien la angustia de las familias mexicanas en estos tiempos de crisis.

Este jueves, el representante en México de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Jesús Peña Palacios, envió una carta al Senado donde manifestaba su apoyo a la propuesta de López Obrador y solicitaba que se aprobara esta reforma, ya que los reclusorios, especialmente en México, son foco de contagio de la pandemia, debido al hacinamiento en el que se encuentran los presos.

El proyecto de ley, que ya fue aprobado por los diputados, solo se limita a los reclusos acusados por delitos del fuero federal, pero sería una solución parcial a la situación de los penales federales, pero la funcionaria de la ONU considera que sería un incentivo para que las autoridades de las diferentes entidades del país adopten medidas similares en los centros de reclusión bajo su jurisdicción.

Monreal Ávila, por su parte, anticipó que este beneficio no aplicará a personas reincidentes o que hayan sido condenadas por delitos como: feminicidios, homicidios, narcotráfico, secuestro, robo con violencia y otros delitos graves.

Más bien, este beneficio será dirigido a mujeres y personal médico sentenciados por el delito de aborto, o personas acusadas de a los acusados de sedición, robo simple y sin violencia, posesión de drogas, delitos contra la salud cometidos por situación de pobreza, obligadas por el cónyuge o por presiones de la delincuencia organizada.

Mientras que las fracciones de Movimiento Ciudadano (MC) y el PRD en la Cámara de Diputados explicaron que esta discusión no es necesaria, puesto que es suficiente con un indulto presidencial o aplicar la Ley Nacional de Ejecución Penal, que establece los criterios de preliberación, que se refiere específicamente a adultos mayores.

Además, la diputada de MC, Martha Tagle, indicó que esta ley inconclusa no considera alguno de los supuestos que planteó el presidente, pues aplicaría para delitos federales contra la salud, robo con violencia, sedición y aborto, para personas en pobreza, indígenas y con discapacidad, indicó.

“Debe atenderse el llamado de organizaciones civiles, para aplicar medidas de preliberación y libertad en los casos procedentes, lo cual ayudaría a reducir la población hasta 40 por ciento, que además contribuiría a acabar con la sobrepoblación y con ello la posibilidad de contagios”, dijo a su vez la diputada perredista, Claudia Cruz.