La Secretaría de Marina (Semar) explicó que la decisión del presidente Andrés Manuel López para que esta dependencia y la Guardia Nacional (GN) tomen el control de las aduanas marítimas y terrestres del país, busca reforzar procesos de seguridad y revisión de las mercancías que entran al país, pero no intentan desplazar a otras dependencias.

Además, recordó que desde el 2017, la dependencia tomó el control de las 103 Capitanías de Puerto del país que estaban a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Este cambio de mando fue declarado constitucional por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), luego que se tramitaron cuatro amparos bajo el argumento de que los empleados de las Capitanías habían quedado sujetos a un régimen castrense. Los ministros concluyeron que esta afirmación es falsa y que la Marina no tiene facultades para mandar sobre civiles.

El alto mando de la Marina indicó al periódico Milenio que hasta donde conocen, la indicación del presidente López Obrador es para implementar procesos más estrictos de protección portuaria y estándares más elevados de revisión.

Por ejemplo, en el Puerto de Manzanillo, Colima, llegan 3 millones de contenedores al año, por lo que es el que tiene una mayor actividad en el país, pero solo se revisa alrededor del 10% de las mercancías que ingresan al país, sin interrumpir el flujo comercial a partir de este punto, por lo que su participación en el proceso estará enfocada en detener tráfico de drogas, el contrabando y otros ilícitos, aunque informaron que hasta el momento no conocen bien la iniciativa.

También señalaron que reforzar la labor de vigilancia en estos puntos estratégicos, es una tarea que no puede realizar una sola dependencia, por lo que se realizará una labor coordinada con el Servicio de Administración Tributaria, Aduanas, la SCT y la marina mercante:

En las Capitanías de Puerto, se autorizan los arribos y zarpes de embarcaciones; se regula, se ve vías de comunicación, señalamiento marítimo, abanderamiento de barcos, ven certificados, realizan inspecciones, otorgan permisos, certifican días navegados, y actúan como auxiliar del Ministerio Público.

Mientras que la intención del presidente es reforzar su presencia en los recintos portuarios, donde están las aduanas y las administraciones portuarias, ya que ahí se da el intercambio comercial.

El pasado 17 de julio, en Manzanillo, el secretario de la Marina, almirante José Rafael Ojeda Durán, dijo México tiene116 puertos y terminales habilitados. Enfatizó que el Sistema Portuario Nacional desempeña un papel fundamental para el crecimiento de la economía mexicana, ya que además de vincularla con los mercados mundiales constituye una importante fuente de valor y de ventajas competitivas en los ámbitos nacional, regional y local.

“Por lo tanto, proteger y fortalecer los recintos portuarios significa impulsar a nuestra Nación, así como una oportunidad de una vida mejor para todos”, expresó.

Reforzamiento en  Sonda de Campeche redujo incidencia delictiva

La labor de vigilancia que se implementó con personal de la Marina redujo la incidencia delictiva en la zona, al punto que solo se ha reportado un evento delictivo en los últimos 70 días. En esta zona del Golfo de México se extrae más de dos terceras partes del petróleo mexicano.

Para reforzar la vigilancia, la dependencia federal  implementó llamadas de emergencia, mejoras en el alertamiento y trabajo de inteligencia en los vigila los 22 mil 500 kilómetros que integran las aguas del Golfo de México entre Tabasco y Campeche donde se ubican hasta 390 plataformas petroleras y donde los principales ilícitos son robo a plataformas, asalto a buques y embarcaciones, así como trasiego ilegal de combustible.

Durante años la Sonda de Campeche ha un blanco importante para el crimen organizado en la región: Pemex Exploración y Producción reportó que en 2016 se registraron 114 delitos en sus plataformas, en 2017 aumentaron a 273, en 2018 fueron 169 y hasta octubre de 2019 se habían cometido 129 ilícitos, las pérdidas económicas entre 2016 y 2018 se contabilizaron en alrededor de 528 millones de pesos.

La Séptima zona naval, ubicada en Ciudad del Carmen, Campeche, detalla que “la Operación refuerzo sonda es una de carácter permanente, mediante acciones marítimas aéreas y terrestres en la línea costera en los sistemas lagunares y en los sistemas fluviales de la proyección de la tercera zona naval”, por orden del secretario de marina, el Almirante José Rafael Ojeda Durán para mitigar la incidencia delictiva en esta zona estratégica, desde el 15 de mayo de este año.

Para ello, se destinaron 17 unidades de superficie como patrullas oceánicas, costeras e interceptoras, 25 embarcaciones menores, tres embarcaciones de capitanía de puerto, un avión y tres helicópteros, 11 vehículos terrestres, además cuenta con la participación de 560 elementos navales entre personal de a bordo e infantería marina.

“Cualquier tipo de alertamiento que recibimos a través de una denuncia, por un evento que se presente en una unidad de superficie una plataforma o una embarcación, la señal es recibida en el Centro de Control Terrestre y Marítimo y los marinos que están ahí comunican la emergencia al personal que está en vigilancia permanente y, se activa el protocolo de comunicaciones para alertar a las unidades de superficie o unidades terrestres, según donde haya sido el evento”, detallan.

Así es como este operativo ha logrado mitigar casi a cero la incidencia delictiva en esta zona, “solo se ha recibido un reporte de robo en esta operación y dentro de la zona de fondeo seguro no se ha registrado ni un solo robo ni tampoco dentro de la sonda de Campeche”, agregan.

Entre los resultados, al momento se han inspeccionado 845 vehículos, 94 buques y 3 mil 794 personas; se han asegurado y puesto a disposición del Ministerio Público federal 5 buques, una embarcación y 16 personas, además se ha conducido a puerto 34 embarcaciones por diversas faltas administrativas.