En la década 2009-2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tuvo conocimiento del ingreso de 468 mil 737 armas al país, adquiridas para las Fuerzas Armadas y que fueron distribuidas legalmente a las diferentes dependencias de seguridad de los tres niveles de gobierno, así como a empresas de seguridad y algunos particulares.

Sin embargo, la cifra negra del ingreso real de armas a nuestro territorio se estima en más de 2 millones 12 mil armas ilegales. De ellas, un millón 679 mil 884 armas continúan en poder de particulares para diferentes usos, principalmente el crimen organizado.

Al respecto, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, dijo durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, que las Fuerzas Armadas adquirieron entre 2009 y 2019 un total de 18 mil 112 armas de fuego, como la única dependencia con autoridad para comercializar armas en el país. En este caso, la cantidad de armas que ha distribuido legalmente  450 mil 625 armas.

De ellas, 228 mil 391, fueron vendidas a las fuerzas de seguridad de los gobiernos estatales para actividades de seguridad pública.

Otras 76 mil 820 se vendieron a otras dependencias federales o autónomas como Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE) o Banco de México (Banxico), para la protección de sus instalaciones.

A personas particulares y ex militares, se vendieron legalmente 113 mil 74 armas; mientras que a empresas de seguridad privada se vendieron 32 mil 340 armas.

El titular de Sedena dijo que no existen datos precisos sobre el ingreso ilegal de armas, pero de acuerdo a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EEUU (ATF, por sus siglas en inglés), se estima que ingresan cada año 200 mil armas ilegales a través de cinco puntos: Tijuana- San Diego, El Paso- Ciudad Juárez, Laredo – Nuevo Laredo, McAllen – Reynosa, y Brownsville-Matamoros.

De acuerdo con dichas estimaciones, entre los 2 millones 12 mil armas ilegales, han sido aseguradas 332 mil 689 en acciones contra la delincuencia organizada o bien en campañas de canje de armas.

Por su parte, La ATF reporta que en ese país existen 133 mil licencias para venta de armas de fuego, de las cuales 22 mil puntos de venta están en los cuatro estados que colindan con México.