Organizaciones defensoras de derechos humanos que representan a los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, las noches del 26 y 27 de septiembre de 2014, aseguraron que los videos revelados este miércoles donde se muestra una presunta participación del Ejército en los hechos, confirman que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no reveló toda la información con la que cuenta sobre el caso Iguala y no se aclara la presunta participación de sus integrantes en los hechos.

El Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz), y el Centro de Análisis e Investigación Fundar indicaron en un comunicado que estas imágenes eran desconocidos por los representantes de las familias de los estudiantes y que fueron difundidos sin consentimiento de Joaquina Patolzin, madre de Julio César López, uno de los 43 jóvenes desaparecidos, quien estuvo en activo en el Ejército y hacia trabajos de inteligencia para las fuerzas armadas.

“Los videos confirman que el Ejército cuenta con información adicional sobre el caso y a más de cuatro años y medio de los hechos no se entregaron a la Fiscalía General de la República (FGR), ni se ha dado a conocer a las familias y a sus representantes legales”.

“Es innegable que el material fue grabado en instalaciones militares y proviene de personal del Ejército”, agrega el documento. “El Coronel que aparece en el material no ha rendido declaración alguna en el caso y la muestra de sangre extraída por personal castrense a la madre del estudiante Julio César López Patolzin no obra en los expedientes de la FGR, lo cual sugiere la posible existencia de una investigación paralela en el ámbito militar”.

Afirmaron que se comprueba que la Sedena “practica la infiltración en la Normal Rural de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos y habría brindado algún tipo de asistencia a la familia del estudiante sin que esto fuera del conocimiento de las autoridades civiles ni de los representantes de las familias”.

“El material reafirma que las Fuerzas Armadas han ocultado información relevante al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) e incluso a la Comisión Nacional de los derechos Humanos (CNDH), por lo que los  videos confirman la urgente necesidad de investigar a profundidad el papel de las fuerzas armadas en el caso Ayotzinapa”, abunda el documento.

Por ello, urgieron al gobierno federal a brindar “sin pretextos ni dilaciones”, toda la información en su poder que sea relevante para el esclarecimiento del paradero de los 43 estudiantes, tal y como se ordena en el decreto presidencial de Andrés Manuel López Obrador.