De acuerdo a datos del propio secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, la  administración federal incrementó la compra de armas respecto del 2018refirió que en los ocho meses del actual gobierno esa dependencia, con una cifra gasta el momento de 7 mil 927 armas.

En todo el 2018, era considerado el año que más armas se han adquirido en los últimos 10 años, se compraron 5 mil 301 instrumentales. Incluso, según estadísticas oficiales, del 2009 al 2019, compró  un total de 450 mil 625 armas de fuego, sin embargo, detrás también una comercialización plenamente legal.

“En lo que va de la presente administración, solamente 7 mil 927 armas se han adquirido, y no se está haciendo una venta indiscriminada de armamento”, aseveró.

En ese sentido, si bien señaló que en el 2009 la Sedena no adquirió armas; en el 2010 se compraron 30; en el 2011 compró 589; en el 2012, ninguna; en el 2013 adquirió 365; en el 2014 incrementó a 1,243; en el 2015 se compraron 4 mil 746; en el 2016, 3 mil 377 armas; en el 2017, otras 2 mil 561; y en el 2018 se adquirieron 5 mil 301 armas, principalmente en el mercado de Estados Unidos.

Destacó que de las 450 mil 625 armas fueron vendidas 228 mil 391 a gobiernos de los estados; 7 mil 820 a dependencias como Pemex, Banco de México y CFE; 113,074, a personas físicas, y 32 mil 340, a empresas dedicadas a la seguridad privada, como Cometra, Servicio Panamericano.

Sin embargo, lo preocupante, según el general Luis Cresencio Sandoval, es que anualmente ingresan ilegalmente a México 200 mil armas provenientes de las ciudades de California, Arizona, Nuevo México y Texas, en Estados Unidos.