Durante 2019 las autoridades prevén que se triplicará la cantidad de sargazo que invadirá las playas de Cancún, Quintana Roo. De acuerdo a reportes del municipio de Benito Juárez, en abril se recolectaron 300 metros cúbicos, en mayo la cifra aumentó a 600 y para junio se esperan unas mil 620 toneladas.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de la Riviera Maya, Lenin Amaro Betancourt, señaló que este año la cantidad mensual de esta macroalga marina llegó a 10 mil toneladas mientras que la recolección es mínima, de apenas 3 mil metros cúbicos. Mientras que personal de la Secretaría de Marina colectó en 11 días (entre el 14 y el 24 de mayo), 48.1 metros cúbicos de una arribazón de 3 mil 600 toneladas.

En los últimos días, el sargazo ha llegado exclusivamente a playas de la zona hotelera, que habían permanecido limpias, entre punta Cancún a playa Gaviota Azul. Además, la Red de Monitoreo del Sargazo informó que esto continuará las próximas dos semanas, tan pronto como este fin de semana.

Amaro Betancourt estimó que la arribazón de este año ha provocado pérdidas  por unos 200 millones de dólares solo en la Riviera Maya, y lamentó que la baja en el turismo pueda provocar el despido de hasta 2 mil 500 empleados, debido a que es la industria más importante del estado con hasta un

24 por ciento del PIB local, que es fuente de empleo para más de 95 por ciento de la población económicamente activa, manifestó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hoteles, Roberto Cintrón, consideró que la arribazón de sargazo y la falta de promoción turística son los principales factores de la baja de ocupación de la presente temporada.

Científicos e investigadores mexicanos y extranjeros agregaron que este fenómeno afectará también al arrecife mesoamericano, un refugio para miles de especies marinas y costeras si no se toman medidas para revertirlo.

Según el dictamen, 78 especies de fauna marina murieron a causa del sargazo, de ellas 59 por ciento eran peces, 28 por ciento crustáceos, 5 por ciento equinodermos, 4 por ciento moluscos, y otro 4 poliquetos.

De acuerdo con un estudio de la Universidad del Sur de Florida, “mareas de sargazo en el Caribe rebasan registros de las últimas décadas y grandes masas de algas llegarán a otros países de la cuenca del Golfo de México”, con daños posibles en Florida, Texas, Guatemala, Honduras, Panamá, Aruba, Curazao y varias islas del Caribe.

Imágenes satelitales de la Universidad del Sur de Florida evidencian que la cantidad de sargazo que llegará este año será 300 por ciento mayor al año anterior.

Investigadores, científicos, oceanógrafos y autoridades estatales plantearon un sistema para ubicar las algas y recolectarlas en altamar con embarcaciones de gran calado o sargaceras.

El segundo paso es recoger los remanentes de “la maleza marina” y entregarla a industrias y las conviertan en combustibles, zapatos o material de construcción.