A través de La Dirección General de Fábricas de Vestuario y Equipo (D.G.FA.V.E.) la Sedena fabrica y distribuye uniformes quirúrgicos en los centros hospitalarios que así los necesiten para ayudar a la lucha contra la pandemia en nuestro país.

A partir del 28 de marzo a raíz de la aplicación del  Plan DN-III-E, la FAVE se ha reconvertido para ayudar en la confección de diverso equipo quirúrgico como cubrebocas, zapatón y gorros quirúrgicos, bata y pijamas hospitalarios, a la par de los diversos uniformes de línea que fabrican en estas instalaciones.

El Capitán 1/o Ingeniero Industrial Ricardo Ramírez Zamora, Jefe de la Fábrica de Trazo y Corte explica para Campo Marte que la misión es abastecer de corte a las fábricas de producto terminado de esta Dirección General.

“Esta área se compone de 3 Oficiales y 53 elementos de Tropa, realizan el corte de uniformes de línea del programa de producción, como lo son el uniforme de campaña, uniformes de gala, uniformes administrativos, de ceremonia, y ahora ropa hospitalaria, colchas sabanas, demás artículos que utilizan todas las unidades que dependen de Sedena y también a Centros Hospitalarios con los cuales se realizan convenios”.

Hasta el momento en la FAVE se han fabricado 2 millones 700 mil cubrebocas, 30 mil batas quirúrgicas, 600 uniformes quirúrgicos desechables, 71 mil zapatones y 71 gorros quirúrgicos, afirma el Capitán Zamora.

“Actualmente se está completando el apoyo al INER (Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias) con 9 mil uniformes quirúrgicos y próximamente el apoyo al IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) con 75 mil uniformes quirúrgicos también.

El material con el que se realizan los uniformes está hecho de tela Indiolino azul, 100% de algodón, resiste altas temperaturas y es reutilizable.

Para el Capitán 1/o Ingeniero Industrial Miguel Ángel González Paz, Jefe de la Fábrica de Confección C de la Dirección General de la Fábrica de Vestuario y Equipo de la Sedena, su trabajo aquí como institución los enorgullece.

“El hecho de poder coadyuvar de esta manera para poner nuestro granito de arena y que nuestros personal de médicos y enfermeros tengan el equipo adecuado para combatir la pandemia que aqueja a nuestro país, nos llena de orgullo”.

En la D.G.F.A.V.E se tienen una producción diaria de 2 mil uniformes y el trabajo culmina empacando 25 piezas por cada caja, para después trasladarse a los almacenes generales de sanidad donde distribuyen a los diferentes centros hospitalarios que requieran el equipo.