El Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría Fiscal han presentado cinco denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra presuntas empresas factureras o despachos contables que auspiciaron la venta de facturas falsas para favorecer la evasión fiscal, informó la mañana de este miércoles el consejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer.

El funcionario aclaró que los contribuyentes que de “buena voluntad” utilizaron estos documentos falsos, podrán acercarse al SAT para regularizar su situación sin llegar al crédito fiscal o denuncia penal.

Durante la conferencia en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López dijo que: “Se encontraron estos desfalcos con los factureros, con dos modalidades: los despachos que se dedicaban a estos ilícitos y los contribuyentes que cayeron en esta tentación de ahorrar dinero y no pagar completas las contribuciones. Muchos también no sabían, tan es así que se están regularizando”.

En confinamiento prolifera el fraude financiero

Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), informó que desde fines del mes de marzo, cuando inició la contingencia sanitaria por Covid-19 aumentaron los delitos de fraude financiero, usurpación de identidad, trata y pornografía infantil, cometidos a través de internet.

Por ello, dijo que es necesario fortalecer a la UIF, incorporándola al Sistema Nacional Anticorrupción.

“Seguimos generando modelos para recibir denuncias vinculadas con varias cuestiones, como el incremento de fraudes financieros en los últimos meses, la usurpación de identidad en páginas de internet o redes sociales, así como los fraudes que se hicieron con la Secretaría del Bienestar, en los que se emitieron una serie de tarjetas falsas, pidiéndole a la gente que se registrara y diera una aportación a un número de cuenta para activar la tarjeta. Esto ya fue localizado en Chiapas y al sujeto se le congelaron las cuentas”, explicó en entrevista con El Universal.

Agregó que hay casos donde se engaña a empresarios para que hagan transferencias o depósitos en efectivo a cuentas presuntamente de actores políticos que son falsas. “También vimos el incremento de la pornografía infantil y trata a través de internet, donde estamos evitando que se utilice el sistema financiero para ese tipo de prácticas”, indica.

De acuerdo con el SAT, entre marzo, abril y mayo de 2019 hubo 41 millones de avisos relacionados con préstamo o empeño, y que en ese mismo periodo de 2020 hay 81 millones solamente en la Ciudad de México.

“Las personas no tienen dinero por la contingencia y están empeñando cosas, así que estamos verificando que no haya prácticas de usura que puedan dañar los derechos de la vida de las personas, al igual que sus patrimonios”, expresa.

En cuanto a delitos como secuestro y extorsión, mencionó que el organismo ha detectado recursos de las familias de los secuestradores a efecto de congelar esas cuentas, evitando que se sigan gastando el dinero en actividades ilícitas.

Finalmente dijo que en coordinación con la FGR llevan casos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo. “Nosotros combatimos la corrupción, pero es importante también combatir la impunidad, y se seguirá haciendo hasta que los responsables lleguen ante los tribunales”, explicó.