Revelan expediente de García Harfuch donde reprobó examen de confianza

47

Ante la inminente salida de Alfonso Durazo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Omar García Harfuch, actual jefe de la policía de Ciudad de México, ha sonado como su posible sucesor, gracias a su labor en la capital, sin embargo, en su inicio en la Policía Federal, en 2007, su perfil no cumplía con los elementos para ser parte de dicho órgano, pero Luis Cárdenas Palomino lo protegió y lo ascendió sin experiencia

De acuerdo a una investigación de la periodista Anabel Hernández, García Harfuch fue sometido por lo menos en 3 ocasiones al examen del polígrafo cuando se sumó a las filas de la Policía Federal en 2007, donde registró “reacciones significativas de falta de veracidad”.

Incluso, se establece que su rendimiento intelectual estuvo por debajo del promedio, por lo que en el Reporte Integral de Evaluación se estableció que “No cumple con el perfil”.

Cabe mencionar que los exámenes que les realizan a los aspirantes, en su momento, a entrar a la Policía Federal, iban desde una valoración médica toxicológica hasta un análisis poligráfico.

Sin embargo, contrario a lo que se esperaba, Harfuch fue aceptado en la corporación y en menos de 4 años cuadriplicó su sueldo y ascendió de Suboficial a Inspector general, proceso que lleva hasta 16 años normalmente.

Según la periodista, todo fue gracias a Luis Cárdenas Palomino, mando derecha de Genaro García Luna y extitular de Seguridad Regional de la Policía Federal, pues supuestamente no solo impidió que se pusiera en marcha el protocolo para sacar a Harfuch por sus pobres resultados, sino que lo arropó manteniéndolo en su entorno y ascendiéndolo rápidamente.

De este modo, se expusieron los documentos que incluyen información desde su ingreso a la PF el 1 de septiembre de 2008, sin ninguna preparación ni experiencia en la materia, hasta el 2013, cuando fue nombrado titular de la Coordinación Estatal de la PF en Guerrero, cargo que ocupaba cuando fueron atacados y desaparecidos los 43 normalistas de la Escuela Normal de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

Cabe señalar que el propio Omar García Harfuch ha confesado que su hermanastro Javier García Morales fue asesinado en Jalisco, en 2011, por sus nexos con el crimen organizado.

Incluso la misma DEA señaló los vínculos que tenía su padre, Javier García Paniagua, extitular y directivo de la Dirección Federal de Seguridad de 1976 a 1980, con el crimen organizado.

García Harfuch es nieto del general Marcelino García Barragán, fue secretario de la Defensa durante el Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, marcado por la noche del 2 de octubre de 1968.