Luego que el presidente de EEUU, Donald Trump, anunciara que a partir de este sábado iniciaría una serie de redadas masivas contra migrantes ilegales en su país, su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador informó que hasta ahora no hay mexicanos deportados y anticipó que en caso de que sean regresados a México, «estamos listos para darles oportunidades».

Sin embargo, aclaró que las deportaciones de mexicanos han disminuido alrededor de 30 por ciento tras el acuerdo migratorio firmado con ese país a inicios de junio.

«Deportados mexicanos no ha habido hasta ahora, nada fuera de lo normal, no ha habido deportados; se habla de que son mil 800 mexicanos en general que están siendo juzgados en Estados Unidos y que ellos son los posibles migrantes que regresen a nuestro país y estamos pendientes apoyándolos y en caso de que se diera esa deportación estamos listos para darles oportunidades», explicó el mandatario en su conferencia de prensa matutina de este lunes.

También aseguró que el gobierno de EEUU no violó el acuerdo con México con la implementación de estas redadas.

«No, porque fue otra cosa, de lo que estamos hablando es de lo que se hace permanentemente en Estados Unidos y en México que es acompañar a migrantes que ya no fueron beneficiados con el asilo, eso es básicamente», dijo. Por ello, rechazó la posibilidad de enviar una carta diplomática a Donald Trump como reacción a las deportaciones, aun cuando el Senado de la República solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) enviar una nota diplomática.

Por otra parte, el gobierno de México reportó las primeras 20 aprehensiones de migrantes presuntamente mexicanos detenidos en una serie de redadas el viernes en la ciudad de San Diego, California. Hasta el 1 de julio se reportó que hay mil 807 los connacionales recluidos y con órdenes finales de deportación, informó el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

Asimismo señaló que instruyó a los 50 consulados y a la embajada en Estados Unidos a declararse en “estado de alerta permanente”, y estar pendiente de lo que ocurra en los próximos días.

“Se cuenta con varios millones de dólares para enfrentar la situación” dijo y adelantó que ha estado en comunicación con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, para manifestarle la preocupación del gobierno mexicano por “los derechos humanos de los connacionales”.

Ebrard Casaubón dio una conferencia de prensa que se transmitió de manera simultánea de manera telefónica con los cónsules Marcela Celorio, en Los Ángeles; Reyna Torres, en Chicago; Alicia Kerber, en Houston; Francisco de la Torre, en Dallas; Jorge Islas, en Nueva York y Javier Díaz de León en Atlanta, además de la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, donde se reportó que no ha habido redadas para capturar mexicanos, mientras que en Chicago hubo entre 20 y 30 detenidos en capturas comunes.

Julián Escutia, director general de Protección a Mexicanos en el Exterior, explicó que se tienen 300 abogados contratados por la Cancillería y 100 abogados consultores para coadyuvar, además de la línea telefónica 5206237874 para pedir apoyo.

La embajadora Bárcena explicó que los mil 807 mexicanos que están en centros de detención “es probable que sean deportados en los próximos días” y se les brinda atención.