Los integrantes del Ejército  y la Marina que sean reasignados a la Guardia Nacional (GN) “se someterán a la disciplina, fuero civil, cadena de mando”, y conservarán su grado, rango y todas sus prestaciones en su nuevo encargo, pero también, en caso que sean reintegrados a sus instituciones de origen, señala un decreto firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, publicado en el Diario Oficial de la Federación este viernes.

El documento menciona que “los integrantes de la Policía Militar y de la Policía Naval que sean asignados a la Guardia Nacional emplearán el armamento, municiones y equipo de cargo con los que estén dotados, debiendo realizarse la correspondiente transferencia en los inventarios. Se instruye a las Secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de Defensa Nacional y de Marina para que realicen los trámites correspondientes”.

Además, los uniformados de formación militar que laboren para la Guardia Nacional deberán portar las insignias distintivas de esta corporación, equivalentes al grado que ostenten en su institución armada de origen, por lo que conservarán su grado, rango y prestaciones.

Asimismo, cuando sean “reasignados a su cuerpo de origen, se respetarán los derechos con que contaban al momento de ser asignados a la Guardia Nacional, así como el reconocimiento del tiempo de servicio en esta última para efectos de su antigüedad y de los ascensos a que pueda aspirar”.

Posteriormente, el documento establece que “los estudios técnicos y profesionales que realicen durante su periodo de servicio en la Guardia Nacional serán tomados en cuenta para efectos de promoción en su institución armada de origen”.

En el decreto además,  el mandatario instruye a los titulares de las Secretarías de Hacienda y Crédito Público; de la Defensa Nacional; de Marina; de Seguridad y Protección Ciudadana, y de la Función Pública a:

“Que instrumenten las acciones necesarias para el debido cumplimiento del presente acuerdo, incluidas, entre otras, las referentes a las adecuaciones presupuestarias necesarias de recursos, remuneraciones, convenios de colaboración, modificación de las características de identificación de bienes que así lo requieran, adquisición de bienes muebles e inmuebles, así como las referentes a la ejecución de obra pública”.

Respecto de la Policía Federal, se señala que a la Guardia Nacional pasarán los elementos que conforman las divisiones de Fuerzas Federales y de Gendarmería.