El subprocurador de Delitos Federales de la Fiscalía General de la República (FGR), Felipe de Jesús Muñoz Vázquez y el titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Omar García Harfuch, presentaron sus renuncias a sus respectivos cargos este fin de semana, como parte de investigación por presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebretch al gobierno federal, durante la administración de Enrique Peña Nieto.

Según fuentes oficiales, consultadas por el periódico La Jornada, “se trata de movimientos naturales como inicio de la transformación de la antigua procuraduría a fiscalía”.

Sin embargo, personal de alto nivel de la FGR indicó que recientemente grupos políticos ejercieron presión en los altos niveles de la institución para que se detuvieran las investigaciones relacionadas con Odebrecht y los millonarios desvíos de recursos detectados en las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), que estaban en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delitos Federales (SEIDF), que encabezaba hasta ayer Felipe de Jesús Múñoz.

Ambos funcionarios realizaron este lunes la entrega de sus respectivas oficinas.

García Harfuch fue designado en noviembre de 2016 como titular en jefe de la AIC en sustitución de Tomás Zerón de Lucio, previamente fue titular de la División de Investigación de la Policía Federal, institución a la que ingresó en septiembre de 2008. Es nieto del político priísta Javier García Paniagua.

Al frente de la AIC, García Harfuch encabezó distintas operaciones, una de ellas para hallar a los responsables del secuestro y asesinato de dos elementos de la AIC en Nayarit en febrero de 2018.