En las últimas días, la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) logró asegurar combustible robado de dos tomas clandestinas, por alrededor de 92 mil 600 litros, así como varios vehículo, por elementos de las Divisiones de Seguridad Regional y Gendarmería de la Policía Federal.

En un comunicado, la dependencia federal informó que la primera acción se realizó en La Piedad, Michoacán, cuando integrantes de la División de Seguridad Regional, detuvieron un tractocamión acoplado a un semirremolque que trasportaban alrededor de 62 mil litros de hidrocarburo sin acreditar su legal procedencia.

La segunda acción ocurrió en Río Bravo, Tamaulipas, donde elementos de la División de Gendarmería, localizaron un poliducto de Pemex sobre la autopista Matamoros-Río Bravo; donde un grupo de personas presuntamente extraía hidrocarburo de manera ilegal y al ser descubiertos dispararon a los uniformados y huyeron del lugar.

En el lugar fueron abandonadas cinco unidades cargadas con alrededor de 22 mil 600 litros de combustible.

Por último, en Bacúm, Sonora, elementos de la División de Gendarmería y del Ejército detuvieron un camión conectado con una manguera a una toma clandestina. La unidad estaba cargada con alrededor de ocho mil litros de gasolina.

En todos los casos, los uniformados aseguraron los vehículos involucrados y solicitaron a personal de Pemex para la cancelación de los poliductos. Posteriormente se presentaron las denuncias correspondientes al Ministerio Público correspondiente.