Integrantes del Ejército debieron disparar al aire para repeler a una turba de unas 150 pobladores de la comunidad de Apangom en el municipio de Acajrete, Puebla, quienes los confrontaron con palos y piedras este lunes, para evitar el aseguramiento de una bodega donde se resguardaban vehículos y otros objetos presuntamente robados en carreteras y ferrocarriles.

Personal del Segundo Regimiento Blindado de Reconocimiento, jurisdiccionado a la 25 Zona Militar, intentaron resguardar el lugar luego de obtener una orden de cateo de las autoridades civiles a partir de este domingo 8 de septiembre.

“Se tienen indicios que se resguardan vehículos robados y mercancía diversa, producto de asaltos, por los que militares mantienen el resguardo de dicho inmueble en espera de una orden judicial que permita el cateo”, informó la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno de Puebla en un comunicado.

Este lunes, los pobladores inconformes acudieron al lugar y comenzaron las agresiones contra los uniformados, de manera física y verbal. Incluso se escucharon algunas detonaciones de arma de fuego.

“El comandante de las tropas invitó a los agresores para que desistieran de su actitud, manteniendo en todo momento el control de los elementos castrenses, pero debido a que la turba continuaban con la actitud hostil, el personal militar efectuó disparos al aire como una medida disuasiva, para proteger la integridad física del personal, logrando dispersar a los agresores”, apuntó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en un comunicado.

Pese a los hechos, no hubo lesionados durante la confrontación y el personal militar pudo permanecer en el lugar asegurado en espera del arribo de la autoridad ministerial para que realizar las diligencias correspondientes.

Docenas de habitantes videograbaron su confrontación con los efectivos militares y en el video se escuchan las primeras detonaciones por parte de los protestantes.

La bodega había sido asegurada el pasado domingo.

Posteriormente la autoridad civil del estado desplegó un operativo “por aire y tierra” para apoyar al personal de Sedena y dispersar a la población.