La Policía Federal (PF) desaparecerá oficialmente en 2020 para ser absorbida por la recién creada Guardia Nacional, señala la iniciativa del ley de la Guardia Nacional, creada por el gobierno federal, pues ambas figuras tienen un origen y un objetivo similar: son cuerpos de seguridad basados en la incorporación de militares que realizan actividades de combate a la delincuencia en corporaciones civiles.

“Dentro de un plazo no mayor de 18 meses deberá concluirse la transferencia a la Guardia Nacional de todas las divisiones y unidades administrativas de la Policía Federal. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana gestionará la publicación, en el Diario Oficial de la Federación, de los acuerdos de transferencia”, señala el documento que prevé su extinción.

La PF fue creada en 1999 como un modelo militar-civil dentro de la administración de Ernesto Zedillo.

La desaparición de la PF forma parte de los artículos transitorios de la propuesta de Ley de la Guardia Nacional y establece que los recursos humanos, financieros y materiales asignados a esta corporación serán absorbidos por la Guardia Nacional de manera gradual, conforme a los acuerdos realizados por los titulares de las Unidades de Administración y Finanzas de la Policía Federal y la Guardia Nacional, aprobados por la Secretaría de Hacienda.

En esta transferencia de recursos, también participarán las secretarías de la Función Pública y Seguridad y Protección Ciudadana y realizarán una serie de adecuaciones presupuestarias necesarias para cumplir con el pago de los pasivos a cargo de la Policía Federal, para que la transferencia de derechos y obligaciones sea sin adeudos.

“A partir de la entrada en vigor de la presente Ley, y durante el plazo máximo de 30 días, se transferirán a la Guardia Nacional los recursos humanos, materiales y financieros de la Policía Federal que correspondan a sus divisiones de Fuerzas Federales y de Gendarmería”, agrega el documento.

Mientras que el resto de divisiones y unidades administrativas de la PF continuarán vigentes en los términos de la Ley de la Policía Federal, de su Reglamento y de las demás disposiciones aplicables, hasta que inicie la transición a la Guardia Nacional.

El origen de la PF

Esta corporación fue creada durante la gestión de Francisco Labastida como secretario de Gobernación durante el gobierno de Ernesto Zedillo. El modelo de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP) contempló la transferencia de elementos de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina a esta nueva corporación que estaba adscrita a la Secretaría de Gobernación.

Su primer operativo de seguridad ocurrió el 4 de febrero del año 2000, cuando realizaron una labor de apoyo al Gobierno del Distrito Federal para recuperar las instalaciones de la Escuela Nacional Preparatoria plantel 3, luego de un enfrentamiento entre estudiantes, porros, panistas y trabajadores de Auxilio UNAM, lo que inició la disolución de la huelga estudiantil que mantuvo cerradas las instalaciones de la Máxima Casa de Estudios durante 10 meses.

En 2009, se transformó en Policía Federal. Bajo la gestión de Felipe Calderón, se le dotó de facultades para realizar investigación preventiva y colaborar con la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

En la pasada administración se creó la Oficina del Comisionado Nacional de Seguridad (CNS) y se reintegró a la Segob.