Se trata de un cargamento de 120 kilogramos de la droga conocida como “crystal” que tenía como destino Australia, el cual fue interceptado por Elementos de la Policía Federal (PF) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM)

Según estimaciones de las áreas de inteligencia de la PF, la droga hubiera alcanzado un valor en el mercado de Oceanía superior a los 76 millones de dólares, alrededor de mil 500 millones de pesos.

La droga sintética estaba oculta en cajas de cartón que transportaban equipos de cómputo y, según las investigaciones de la corporación, pertenecían al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Al realizar labores de inspección en el área de carga del AICM, policías federales adscritos a la División de Seguridad Regional detectaron un lote conformado de ocho cajas de cartón que aparentemente contenían equipos de computadoras.

Sin embargo, al revisarlas con equipos no intrusivos y binomios caninos, los agentes descubrieron que en su interior ocultaban 100 paquetes confeccionados con papel carbón, aluminio y plástico transparente.

Con apoyo de la autoridad ministerial, los policías federales realizaron una inspección más minuciosa, encontrando en los paquetes polvo blanco granulado con las características propias del “crystal”.

Un reporte de la Policía Federal indica que las ocho cajas que contenían la droga provenían del Municipio de Zapopan, Jalisco, y tenían como destino final un suburbio de Sidney, Australia.

Las cajas, junto con los paquetes de droga, fueron puestas a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación de la Procuraduría General de la República (PGR), para continuar con las investigaciones.