Peña Nieto, ligado a investigación de EEUU por transacciones sospechosas

150

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó al expresidente Enrique Peña Nieto en un reporte de cleptocracia, en el que también aparecen el mandatario ruso, Vladimir Putin, y el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami.

Según el reporte que data de abril de 2017, cuando se multiplicaban las acusaciones de corrupción en el gobierno federal de México, el único detalle público sobre el exmandatario son transferencias de un consultor internacional político que nunca ha ocultado su simpatía por el Partido Revolucionario Institucional: el venezolano Juan José Rendón.

A partir de documentos encontrados en la nueva filtración internacional de una colaboración entre BuzzFeed News y del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) del cual Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) forma parte, se dieron a conocer transacciones que autoridades estadounidenses marcaron como sospechosas, hechas por Rendón, que podrían estar vinculadas con el expresidente mexicano.

De acuerdo con la organización, esta no es la primera vez que Peña y Rendón son relacionados.

El pasado 31 de agosto, Mexicanos contra la Corrupción publicó que, de acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), Emilio Lozoya, exdirector de Pemex y quien participó en la campaña de Peña Nieto, aseguró que en 2012 pagó a Rendón por servicios de asesoría política.

Sin embargo, dichos pagos no fueron reportados en los gastos de campaña del priista.

Según la FGR, Juan José Rendón facturó algunos de los servicios que prestó en campaña a través de depósitos catalogados como pagos por proyectos mineros.

El 11 de agosto, Emilio Lozoya denunció que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray están ligados en el caso Odebrecht.

Según la querella, los sobornos a la firma sobrepasaron los 100 millones de pesos, los cuales se utilizaron «fundamentalmente» para la campaña a la Presidencia de Peña Nieto.

El entonces mandatario y Luis Videgaray, quien comenzó en el gabinete como secretario de Hacienda, ordenaron que ese dinero fuera entregado a varios asesores electorales extranjeros que colaboraron en la campaña, indicó el fiscal general en el momento.

De acuerdo con MCCI, lo que Lozoya no contó pero que la Fiscalía ya sabe es que para ocultar los pagos ilícitos de Odebrecht, Lozoya acordó que los asesores políticos simularan proyectos de extracción de oro, mineral de hierro y explotación de yacimientos de carbón en Bolivia, Colombia y Argentina.

La organización obtuvo una serie de cartas firmadas por al menos seis asesores de la campaña de Enrique Peña Nieto, en las que se observan pagos por servicios para proyectos mineros en Sudamérica y no por una consultoría política, señala la investigación.

La organización apuntó que las cartas fueron enviadas a Latin America Asia Capital Holding, empresa de Lozoya creada en las Islas Vírgenes Británicas, receptora de los sobornos de Odebrecht.

Las cartas mencionadas ayudaron a justificar las transferencias millonarias a los asesores de Peña Nieto, por medio del banco suizo Gonet & CIE; de modo que Lozoya intentó atajar la fiscalización de autoridades mexicanas y suizas, pues el dinero transferido era supuestamente para negocios y no tenía fines políticos, puntualiza MCCI.

Los documentos obtenidos para la investigación confirman que entre los asesores de Peña Nieto estuvo Juan José Rendón, conocido como «rey de la propaganda negra».