El subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSCP), Ricardo Mejía, presentó ante los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa un protocolo para investigar a los integrantes de la Policía Federal (PF) que pudieron estar involucrados en la desaparición de los estudiantes la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Durante una sesión extraordinaria de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa, que se realizó la mañana de este martes el funcionario detalló que este procedimiento abonará a esclarecer los crímenes.

Los padres de las víctimas señalaron este viernes se reunirán con el presidente Andrés Manuel López Obrador, para exigirle “que refrende su compromiso para esclarecer el caso, y haga lo posible porque se aceleren las líneas de investigación y vayamos un poco más rápido para llegar a la verdad”.

Santiago Aguirre, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, organización que acompaña a las familias desde 2014, aseveró que es posible llegar a la verdad de los hechos, siempre que el Estado mexicano acompañe la investigación. Para ello, destacó el papel del subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Alejandro Encinas, quien encabeza la  Comisión para la Verdad.

“Sostenemos que sí es posible llegar a la verdad y esclarecer el paradero de los estudiantes. Alejandro Encinas ha hecho un trabajo muy comprometido, pero para que se llegue a la verdad, el trabajo debe ser más respaldado por el resto del Estado mexicano. Si mañana los padres logran acuerdos que significa que este esfuerzo que encabeza Encinas será apoyado por la Fiscalía General de la República (FGR) y las fuerzas armadas, esa esperanza permanecerá abierta”, apuntó.

Agregó que la FGR desatendió algunos procesos legales, lo que provocó la liberación de Gildardo López Astudillo, alias El Gil, uno de los presuntos responsables de haber participado en los delitos y a quien se señala como lugarteniente de Guerreros Unidos.

“De todas maneras no es fácil el seguimiento a esos procesos porque están basados en hechos que carecían de evidencia científica, que se construyó con violación a los derechos humanos (por la anterior PGR), pero la Fiscalía debió hacer un seguimiento más puntual”, señaló.

Dijo que las víctimas y sus representantes legales apelarán la excarcelación del presunto integrante del grupo Guerreros Unidos, quien salió de prisión el sábado 31 de agosto luego de que un juez federal desestimará más de 80 pruebas en su contra, al considerar que estas fueron obtenidas mediante procesos irregulares, incluida la tortura.

Teniendo enfrente al presidente “le diremos lo que sentimos, que vemos que pese a su voluntad no se avanza en las investigaciones y que queremos que ya se tomen con seriedad el caso Ayotzinapa”, señaló doña Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista, uno de los normalistas desaparecidos.