México es el país más violento entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). De acuerdo con un estudio realizado por la organización Impunidad Cero, la tasa de homicidios dolosos es cuatro veces mayor que en EEUU y en 2018 los niveles de violencia en estados como Colima, Baja California, Guerrero, Chihuahua y Guanajuato superaron los de los países más violentos del mundo: El Salvador, Jamaica y Honduras.

Además, la investigación concluyó que la situación tiende a continuar en el largo plazo, pues no se han revertido los altos niveles de impunidad alrededor de estos estos crímenes, cuya probabilidad de esclarecimiento es de apenas 1.3 por ciento.

Este factor afecta las estrategias de disuasión del sistema penal para revertir el crecimiento de la violencia hacia delitos más frecuentes y de alto impacto, pues en cifras no han logrado reducir la incidencia criminal.

En el documento “Impunidad en homicidio doloso en México, reporte 2019”, encabezado por los  investigadores Guillermo Zepeda Lecuona y Paola Jiménez Rodríguez, señala una “bajísima capacidad de investigación criminal” de las procuradurías y fiscalías de todo el país, la “erosión” de las instituciones y la corrupción como factores que promueven la violencia homicida, ya que los asesinos están confiados en que difícilmente serán detenidos y condenados.

Además, las áreas de investigación en delitos de alto impacto están enturbiadas por la penetración y el ataque de los grupos del crimen organizado.

De acuerdo con información de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), México registró en 2017 un promedio de 24.8 homicidios por cada 100 mil habitantes mientras que EEUU la tasa es de 5.3. Mientras que en Chile, el otro país latinoamericano perteneciente a la OCDE, tiene una tasa de homicidios es de 4.3. Mientras que la cifra más baja es Japón con 0.2 casos por cada 100 mil habitantes”.

En 2018, nuestro país registró 33 mil 521 homicidios dolosos, con una tasa de 26.7 casos por cada 100 mil habitantes, es decir, casi 2% más que en el año previo, para ser considerado nuevamente como el país con mayor criminalidad entre los miembros de la OCDE.

Impunidad Cero señaló que 2019 se convertirá en el año más violento de la historia en el país, de acuerdo con un reporte presentado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública presentado este lunes.

La escala es tan alta que los homicidios dolosos ya son la sexta causa de muerte a nivel nacional. En 2016 equivalía al 3.6% de las defunciones y dos años después aumentó hasta 5.1%.

Las entidades más violentas son: Colima con 93 asesinatos por cada 100 mil habitantes, Baja California con 89.1; Guerrero con 68.1, Chihuahua con 58.7 y Guanajuato 53.8, mientras que en países como El Salvador, la cifra es de 61.8, Jamaica tiene 57 y Honduras 41.7.