Entre 2014 y 2018, México incrementó 40% la compra de material bélico (vehículos blindados, helicópteros y radares), respecto al periodo 2009-2013 y erogó una cifra nunca antes vista en la historia del país en este rubro, de acuerdo a un estudio del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés).

Con las compras acumuladas durante el mandato de Enrique Peña Nieto, México superó a Brasil como el mayor importador de armas en América Latina y ocupó el lugar 34 del mundo en este rubro.

En cifras, el reporte señala que México concentró 0.7% de las importaciones de armas a nivel mundial en este periodo, mientras que su injerencia en el mercado bélico, durante el periodo anterior fue de 0.5%.

“Esta tendencia ha sido constante en los últimos cinco años, señaló Nan Tian, experto en gasto militar y transferencias armamentistas del SIPRI. “México ha superado a Brasil debido a que aumentó su gasto y Brasil lo disminuyó. Mientras que la crisis económica en Venezuela ha impedido que este país siga importando armamento en los últimos dos años”.

El año con mayor gasto en armamento en el sexenio anterior ocurrió en 2015, cuando el gasto militar ascendió a 7 mil 700 millones de dólares. El año más alto en el sexenio de Felipe Calderón fue de  5 mil 613 millones de dólares, en 2012, y 3 mil 229 millones de dólares, en 2001, con Vicente Fox.

Con estas cifras, México  acaparó el 73% de las importaciones de armas realizadas en Centroamérica y El Caribe entre 2014 y 2018, mientras que Brasil disminuyó 28% su participación en el mercado global de importación de armas y se situó un peldaño debajo de nuestro país.

Los principales proveedores de armamento militar legal a nuestro país fueron Estados Unidos con el 63%, Francia, con 9.4%, y Holanda, con 8.9%.

Además, entre los principales cuatro países importadores del armas, solo aparece Perú, como las dos únicas naciones latinoamericanas en este rango. Mientras que en Venezuela, las importaciones en 2018 cayeron 83%, respecto al periodo 2009-2013.

En los últimos años México ha concentrado sus compras en vehículos blindados y helicópteros, aunque también ha obtenido aviones de transporte, equipo naval y radares aéreos y marinos, mientras que como armamento, destacaron cuatro vehículos aéreos no tripulados tipo Aerostar y Dominator-2, entregados por Israel en 2017, así como cuatro aviones de transporte tácticos CASA-295 de origen español en 2015 y un helicóptero estratégico francés tipo EC725 Super Cougar, siete Black Hawk estadounidenses S-70/UH-60L y 15 Bell-407, helicópteros empleados usualmente en Europa por fuerzas policiacas y unidades de rescate.

El informe revela que la venta internacional de armas entre 2014 y 2018 aumentó 7.8% respecto a los cinco años previos.

Estados Unidos se mantiene como el mayor exportador mundial,  sino que amplió su distancia respecto de su competidor más cercano, Rusia. En 2012, la diferencia fue del 12%, actualmente es del 75%.

Estados Unidos exportó armas a, como mínimo, 98 países; estos envíos a menudo incluían armamento avanzado como aviones de combate, misiles balísticos y de crucero de corto alcance, y un gran número de bombas guiadas. En tercero, cuarto y quinto lugar respectivamente, Alemania y China.

Estos cinco países dan cuenta de aproximadamente 75% de las exportaciones de armas. Del lado de los importadores, los cinco primeros lugares los ocupan Arabia Saudita, India, Egipto, Australia y Argelia.