Lozoya denuncia ante FGR a Peña Nieto, Calderón y Salinas

214

Emilio Lozoya denunció formalmente ante la Fiscalía General de la República a los expresidentes Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Carlos Salinas de Gortari por presuntos ilícitos cometidos con contratos en Petróleos Mexicanos (Pemex).

En la denuncia de hechos presentada el 11 de agosto de 2020 ante la Fiscalía General de la República, Lozoya acusó a Peña Nieto y a Calderón de haber favorecido a Odebrecht con contratos públicos, y a Salinas de Gortari de intervenir como comisionista y cabildero del PAN.

En la misma denuncia aseguró que en la compra de votos de legisladores para la aprobación de la reforma energética se mezclaron sobornos aportados por Odebrecht y fondos federales que fueron desviados por orden del entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Y entre los sobornados enlistó al entonces diputado del PAN Ricardo Anaya Cortés; a los ex senadores del mismo partido Francisco Javier García Cabeza de Vaca (hoy Gobernador de Tamaulipas), Francisco Domínguez Servién (actual gobernador de Querétaro), Salvador Vega Casillas (quien en el gobierno de Calderón fue secretario de la Función Pública), Ernesto Cordero Arroyo y Jorge Luis Lavalle Maury, así como al entonces legislador priísta David Penchyna Grub.

Los sobornos los entregaba, a través de terceros, en bolsas transparentes que permitían ver la denominación de los billetes y en maletas, como se vio en un video difundido esta semana en redes sociales.

Además, en la acusación por posibles actos de corrupción menciona a José Antonio Meade, exsecretario de Energía y de Hacienda, y a sus sucesores en Pemex, José Antonio González Anaya y Carlos Treviño Medina.

También acusó a Odebrecht de haber pagado sobornos a cambio de dar continuidad a la planta de Etileno XXI en Veracruz, algo que la empresa brasileña siempre había negado. En esa obra, Odebrecht está asociado con Idesa, empresa mexicana propiedad de la familia política de Javier Jiménez Espriú, quien hasta hace un mes formaba parte del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La denuncia de Lozoya está dividida en capítulos, uno de los cuales se titula Planeación para la aprobación y compra de votos de las reformas estructurales, en el que se detalla la forma en que se entregó dinero a senadores del PAN para que sufragaran en favor de estos cambios constitucionales.

Lozoya revela: quiero aclarar que no se trató de una negociación, sino que claramente fue una extorsión ejercida por parte de ellos hacia mi persona con la finalidad de que aprobaran las reformas estructurales, influenciadas por Odebrecht y otras empresas extranjeras.

En la denuncia menciona que el trato involucró a los entonces senadores panistas Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servién, Salvador Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle Maury, quienes pidieron hasta 50 millones de dólares por su voto a favor.

Los legisladores señalados tenían una actitud muy agresiva, ya que incluso amenazan con boicotear la reforma energética si no recibían sus sobornos, según advirtió el ex director de Pemex.

Lozoya asegura además que entregó 6 millones 800 mil pesos a Ricardo Anaya Cortés, en agosto de 2014, durante una reunión en el estacionamiento de la Cámara de Diputados, con el fin de apoyar sus aspiraciones para ser gobernador en Querétaro.

El ex funcionario describe que la actitud de los panistas en obtener recursos era brutal, pues varios de ellos buscaban financiar las campañas políticas para ser gobernadores de sus respectivos estados.

Narra un episodio sucedido durante una reunión internacional sobre energéticos, en Houston, Texas, en marzo de 2014: “en el caso específico de Francisco Domínguez Servién, las exigencias de dinero llegaron al nivel de que, encontrándonos en un evento internacional en Estados Unidos y encontrándose dicho legislador en estado de ebriedad, tomó la bandera de México y la lanzó, gritando que ‘esto era una traición’ porque no le cumplía con la entrega del monto pactado”.

En la denuncia se menciona el nombre de uno de los ex colaboradores del PAN en el Senado, que aparecen recibiendo bolsas de dinero, en el video difundido el lunes pasado: A los legisladores de oposición de Acción Nacional, entregados al operador de ellos de nombre Rafael Caraveo Opengo, en las oficinas de Montes Urales número 425, Lomas de Chapultepec.

Y se añade respecto de estos envíos, ocurridos en abril de 2014: El señor Francisco Olascoaga cuenta con un video en el que se observa la entrega del dinero, consistente en múltiples fajos de billetes de diversas denominaciones, empacados en bolsas transparentes de tipo bancario, al enlace del PAN.

Emilio Lozoya afirma que esta situación comenzó desde 2006, y continuó en el sexenio siguiente: quiero dejar muy claro que Odebrecht sí tuvo una participación relevante en el gobierno de Enrique Peña Nieto, pero también tuvo una gran participación en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

En el capítulo titulado “Etileno XXI–etapa de Felipe Calderón Hinojosa”, Lozoya señala cómo el proyecto comenzó a fraguarse desde que éste era titular de la Secretaría de Energía, y fue diseñado para favorecer a la firma Braskem, filial de Odebrecht, en un esquema que obligaba a Pemex a surtirla de etano a 30 por ciento del precio del mercado.

En abril de 2011, cuando el consejo de administración de Pemex discutió la ampliación de este contrato, el entonces secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y otros consejeros, impulsaron evadir la discusión de los detalles de dicho contrato, según denuncia Lozoya Austin.

Respecto de Carlos Salinas, afirma que cabildeó para que uno de sus hijos recibiera de esta empresa productiva del Estado una indemnización de 15 millones de dólares por la cancelación del contrato de una plataforma petrolera.

Esto, pese a que la plataforma, de la empresa Trese, había registrado una explosión por falta de mantenimiento, donde murió uno de sus trabajadores, y no era apta para la producción.

Lozoya entonces fue aconsejado para que tuviera cuidado con Salinas, pues a quien no ayudaba a sus hijos y socios los consideraba traidores.

El exdirector de Pemex termina su denuncia señalando como responsables de hechos posiblemente constitutivos de delitos a Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón Hinojosa, Luis Videgaray Caso, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servién, Salvador Vega Casillas, Jorge Luis Lavalle Maury, David Penchyna Grub, Ricardo Anaya Cortés, Osiris Hernández, Ernesto Cordero Arroyo, José Antonio Meade Kuribreña, José Antonio González Anaya, Carlos Treviño Medina, Rafael Caraveo Opengo, Lourdes Mendoza y Carlos Salinas de Gortari.