Como lo prometió, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó este lunes la lista de gobernadores que no acuden a las reuniones para coordinar la estrategia de seguridad con el gobierno federal. La lista es encabezada por los representantes estatales de Querétaro y Nayarit quienes no han acudido a ninguna mesa en lo que va del año.

Durante su conferencia de prensa de este miércoles el mandatario federal los regañó por “no levantarse temprano” y les pidió que “se apliquen, para que eviten seguir delegando responsabilidades”. El reproche fue también contra los gobernadores de Campeche, con una asistencia, Coahuila, con cuatro, y Guanajuato, cinco.

Estas reuniones cuentan con la presencia de representantes de las fuerzas armadas, la Guardia Nacional y el gobierno federal.

La gobernadora más cumplida es Claudia Sheinbaum, quien ha asistido a 300 reuniones celebradas entre el 2 de diciembre de 2018 y el martes 10 de diciembre, también destaca el gobernador de Chiapas con un 93% de asistencia, San Luis Potosí (90%), Tlaxcala (79%), Tabasco (66%) y Veracruz (66%).

El gobernador de Nayarit ha enviado a un representante a 95 por ciento de las sesiones, mientras que el de Querétaro ha hecho lo mismo en 47 por ciento de las ocasiones; a las demás reuniones han acudido otros funcionarios estatales de ambos gobiernos. Campeche ni siquiera ha enviado representantes.

Sin embargo López Obrador aseguró que su objetivo no es señalar culpables sino informar a los ciudadanos para que sepan a detalle cómo funcionan los trabajos para atender la violencia en sus estados “sin ocultar nada ni maquillar cifras, solo es decir la verdad”.

Y agregó su intención de “pedirles a las autoridades locales que se apliquen también, para que no deleguen en este tema pues esto no es recomendable. Es el problema que más le preocupa a la gente y por eso debe tener toda la atención, más que otros, y hay veces que no se atiende de manera directa”.

También sugirió cambiar a fiscales, procuradores y otros funcionarios de seguridad estatal que después de muchos años no han dado resultados.

Al respecto señaló que en Guanajuato, pese a los altos índices de inseguridad que abarcan hasta el 15% de la incidencia delictiva de todo el país, la responsabilidad pertenece al actual fiscal, Carlos Zamarripa Aguirre, quien en febrero de este año cumplió una década en el cargo y fue ratificado para la transición a la Fiscalía por ocho años más, así como el secretario de Seguridad Pública, Álvar Cabeza de Vaca, quien ocupa su cargo desde 2012.

Mientras que en Yucatán, “el jefe de la policía lleva como 15 años y es bueno el resultado, pero hay otros casos donde no es así, tanto en jefes de policías como en fiscales. Hemos notado también que si se lleva a cabo un cambio, se refleja en la incidencia delictiva”.

 

También aprovechó para responder a las descalificaciones realizadas por el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, quien dijo que no acude a estas Mesas de Coordinación porque «no se toman las decisiones»: “respeto esas ideas pero por la mañana se reparten pedacitos de suerte y el que se levanta tarde ya no alcanza boleto».

Gobernadores panistas presentan cifras

Los gobernadores panistas de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán dijeron este martes al presidente que «no por mucho madrugar amanece más temprano, ni se obtienen mejores resultados».

“El tema de la seguridad no está relacionado con horarios de reuniones sino con políticas públicas que deben derivar de una estrategia”, indicaron en una misiva y recordaron que el número de víctimas que se incrementó, por lo que el 2019 es el año más violento registrado en la historia del país.

«Adicionalmente, la mayoría de las víctimas que se reportan en las entidades federativas son de delitos federales: crimen organizado, narcotráfico, huachicol, tráfico de armas, tráfico de personas y contrabando. Subrayamos, la ola de violencia proviene de una disputa de grupos criminales que cometen delitos federales. Quien tiene la facultad, responsabilidad, recursos económicos, tecnología y equipos de inteligencia para enfrentarlos, es la federación, no los estados. Insistimos, si no hay estrategia, no hay resultados», señalan.

Lamentan que en las sesiones del Consejo Nacional de Seguridad Pública, «el titular del ejecutivo no haya tenido la disposición para escuchar a los gobernadores ni a los consejeros ciudadanos permanentes” y condenaron que «la inseguridad, de nueva cuenta se politice», pues aseguran que «la descalificación y la polarización, divide».