Su plan implica dividir al país en 265 regiones con mando único en cada una, entre policía federal, Ejército y Marina

Como parte de su estrategia para combatir la inseguridad, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, indicó que durante su gobierno se dividirá al país en 265 regiones que trabajarán de manera coordinada, con un mando único entre Policía Federal, Ejército y Marina.

Al arribar al aeropuerto de Ciudad Victoria, López Obrador detalló que, en su plan para garantizar la paz y tranquilidad en el país, replicará lo que hizo como jefe de gobierno de la ciudad de México pero ahora incorporando a elementos federales.

Luego de un diagnóstico del equipo de transición, las coordinaciones trabajarán en tres escearios: vertientes: con poca incidencia delictiva, como Yucatán, donde se dispondrá de alrededor de 300 elementos por coordinación; regiones difíciles también en cuanto a incidencia delictiva pero no grave, en ese caso van a haber 450 elementos; y en las coordinaciones donde hay más incidencia delictiva, más homicidios y secuestros, van a haber 600 elementos.

“El plan va a implicar la distribución de la atención al problema de la inseguridad por regiones. Vamos a regionalizar todo el país con 265 regiones”, dijo.

El próximo presidente explicó más de la mitad de las regiones son las que tienen una mayor cifra de incidencia delictiva.

Agregó que el plan implica una limpia de corporaciones municipales y estatales, pero dejó en claro que se debe convenir con los gobiernos estatales.

“Hay cosas que no se pueden hacer desde el poder ejecutivo federal, hay que convenirlo”, señaló.