Con el objetivo de que los miembros de la Sedena y Marina que pasen a la Guardia Nacional y regresen podrían participar en los procesos de ascenso sin haber perdido antigüedad, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso de la Unión una iniciativa de reformas legales para hacer más flexible los ascensos de militares y marinos que estén comisionados en otras actividades.

En los Artículos 18 y 20 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, que hablan sobre los concursos de selección para el ascenso de oficiales y tenientes, se elimina el requisito de tres y dos años, respectivamente, de servicio en diversas unidades.

«El Ejecutivo Federal a mi cargo, propone reformar la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos con objeto de eliminar como requisito para participar en los concursos de selección para ascensos, la obligación de los Mayores, Capitanes y Tenientes de las clases de arma y de servicio del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, de prestar como mínimo dos o tres años de servicios como tiempo de antigüedad en el grado en las unidades de dichas instituciones castrenses.

«Con lo anterior, se busca motivar al personal militar potencial para efectos de su participación en los concursos de selección para ascensos, sin que deban preocuparse por ser colocados por órdenes emanadas de las áreas que se encargan del manejo de los recursos humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional en alguna Unidad, Dependencia o Instalación en la que no les cuente el tiempo de antigüedad en el grado y por ende pierdan la oportunidad de participar en un concurso de selección para ser promovidos al grado inmediato superior», se explica en la iniciativa.

Señala que en ocasiones existen militares que por cumplir diversas órdenes y comisiones del servicio no satisfacen el requisito de antigüedad.

Ello, se explica, podría dar lugar a una injusticia al excluirlos de participar en los concursos de promoción, precisamente por no cumplir con el tiempo de antigüedad en el grado que establece la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

La iniciativa prevé incluir en el beneficio al personal que se desempeña como profesores e instructores encuadrados en los establecimientos de educación militar, a quienes se les reconocerá como antigüedad el tiempo que estén en esas actividades.

La reforma incluye en el beneficio a los Jefes y Oficiales de la clase de Arma y de Servicio que son nombrados para participar en operaciones de mantenimiento y restablecimiento de paz de la Organización de las Naciones Unidas, de conformidad con el Capítulo VII de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas, los cuales no estaban considerados en la ley.

La iniciativa explica que al no estar considerado este personal, el tiempo de servicio no les cuenta como antigüedad en el grado para efectos de su participación en los concursos de promoción, ocasionando afectaciones en su carrera militar o quejas ante organismos nacionales de protección a los derechos humanos.

«Por lo que para evitar se sigan presentando estas situaciones, es necesario establecer que el tiempo que el personal militar se desempeñe en estas actividades le cuente como tiempo en el grado para efectos de su participación en dichos concursos de selección», se explica.

La iniciativa se turnó a las comisiones unidas de Defensa Nacional y de Estudios Legislativos del Senado.