El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, afirmó que hubo filtraciones de información sobre las órdenes de aprehensión libradas contra Emilio Lozoya y Alonso Ancira, el fin de semana pasado, investigados por daño patrimonial en perjuicio de Pemex durante la administración de Enrique Peña Nieto, por lo que pudieron escapar. Aunque Ancira, propietario de la empresa Altos Hornos de México, fue detenido en España.

En entrevista radiofónica, el fiscal de la República detalló que Alonso Ancira Elizondo abandonó el país vía terrestre hasta la ciudad de Nueva York, desde donde se trasladó en avión a Mallorca, España, donde fue arrestado el martes pasado.

Sin embargo, dijo dudar que Lozoya Austin, exdirector de Pemex, permanezca en el país, tal como asegura su abogado Javier Coello Trejo.

“¿Dice (el abogado) que está en México, eso dice? Bueno, pues vamos a ver si es cierto. Yo creo que en esto hay que ser muy concreto y muy veraz”, señaló.

El funcionario federal aseguró que desde marzo, cuando Pemex presentó la denuncia por la compra irregular de la empresa Agro Nitrogenados de Pemex a AHMSA, “estuvimos trabajando con un apoyo fundamental de varias instituciones del gobierno, para poder obtener toda esa documentación”.

Y agregó: “con todo a punto lo llevamos ante un Juez de Control… para ver si efectivamente todas las pruebas que se están sustentando en la investigación están debidamente integradas. Y eso nos llevó a un lapso de prácticamente dos días, de estar ahí, en la puerta del juzgado, esperando. Mientras, salieron a la luz una serie de informaciones de entidades del gobierno, sobre este caso, que nos generó todavía una presión muchísimo mayor”.

“¿Son estas complicaciones la razón por las que todavía no ha sido detenido Emilio Lozoya?”, le preguntó el periodista Pascal Beltrán del Río. “Exactamente. Ésa es la razón”, le respondió Gertz Manero.

Además, indicó que esta acción le permitió a Lozoya ponerse a salvo: “Se fugan ya de una orden específica de detención, que es la orden de aprehensión. Entonces, tienen los elementos suficientes para saber que van por ellos. Precisamente por eso, cuando se trata de obtener una orden de aprehensión, se hace en una audiencia privada, con el juez de Control, no es una audiencia pública. Y esa audiencia privada hay que llevarle todo, si no, no te lo aprueba.

Mientras que sobre la investigación de Ancira, Gertz Manero respondió: “Él salió de México momentos después de que se dieron a conocer todos esos. Él salió por vía de automóvil, en uno de los puestos fronterizos, fue hasta Nueva York. Se documentó. Después es casi imposible, a menos de que hubiera habido un seguimiento, que no lo podíamos hacer, porque no teníamos orden de detención. Por eso era la preocupación, y por eso el caso estaba en situación de crisis”, dijo Gertz.

Posteriormente Ancira se documentó en un vuelo comercial para despistar a la autoridad y tomó su propio avión, diciendo que iba un lugar, y resulta que fue a otro. Teníamos ese fin de semana una presión muy grande, porque las oficinas de Interpol en París los fines de semana nada más deja guardias, y entonces, hay una tradición de que una ficha de estas puede tardar hasta 72 horas, y en 72 horas se nos hubiera ido. En esas condiciones, sí estuvimos presionando y ellos realmente nos ayudaron mucho”, agradeció.

La noche de este jueves, el abogado Ismael Oliver solicitó al juez liberar a Ancira, pues no hay riesgo de fuga, por su edad y estado de salud.