El fiscal General del Estado de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara, señaló que se encuentran investigando cómo obtuvo las armas José Ángel “R”, el menor que disparó contra sus compañeros y maestra en el Colegio Cervantes en Torreón el viernes pasado.

Cabe recordar que eñ estudiante, de 11 años de edad, disparó contra sus compañeros y maestra en el Colegio Cervantes, dejando como saldo dos muertos y seis heridos, además de quitarse la vida.

Márquez Guevara dijo que indagan el contenido de las redes sociales, historial, computadora y teléfono móvil para poder encontrar el origen de dichas armas y cómo fue que el menor aprendió a usarlas de manera eficaz. A su vez, esperan encontrar los motivos que lo orillaron a cometer el tiroteo.

«Era un estudiante brillante, estamos revisando su entorno familiar, el de sus amigos y las personas que frecuentaba o tenía comunicación para tratar de esclarecer los hechos», señaló.

Las pistolas que usó el menor de edad corresponden al tipo escuadra, de calibres 22 y 40 respectivamente. Algunas averiguaciones previas indican que, de las dos armas, la de mayor calibre tiene un rango menor de acceso en el país, debido a que es un modelo de uso exclusivo para el Ejército Mexicano o fuerzas armadas estadounidenses.

Este es el segundo caso de este tipo que registra en México, hace tres años, a inicios de 2017, un alumno de secundaria del Colegio Americano en Monterrey disparó contra sus compañeros y maestra, con un saldo de dos muertos y tres heridos.