Investigan caso de cuerpos calcinados hallados en Tamaulipas por Sedena

147

El pasado fin de semana, entre Tamaulipas y Nuevo León, miembros del ejército encontraron 19 cuerpos calcinados y, al menos, seis vehículos quemados en un rancho del poblado Los tres Portones, al sur de Tamaulipas. Las autoridades señalaron que los cuerpos carbonizados son el resultado de una batalla entre carteles del narcotráfico.

El hallazgo es el resultado de varios días de búsqueda y comenzó hace tres días cuando una mujer dio la voz de alarma y denunciar la desaparición de su esposo. Dulce García acudió el miércoles a la Unidad General de Investigación de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas para denunciar la desaparición de su esposo que no había llegado a casa desde hacía 24 horas y que, sospechaba, se encontraba en una casa de los Tres Portones,

Tras un corrido por la zona, los militares encontraron en las inmediaciones del poblado un vehículo completamente calcinado con el cuerpo del hombre quemado en su interior. El grupo de policías y soldados siguieron, sin embargo, rastreando la zona y unos kilómetros más adelante, en el rancho Refugio Los Hinojosa, hallaron varias camionetas calcinadas y más cuerpos en el suelo. Los cadáveres estaban también calcinados y algunos aún llevaban puesta ropa camuflaje tipo militar y chalecos antibalas.

El informe señalaba el hallazgo de varios vehículos que a la vez se encontraban completamente calcinados y una vez que se ingresó al lugar en compañía de Servicios Periciales se contabilizaron cinco vehículos (camionetas), con varios cuerpos completamente calcinados y otros semicalcinados; en total, 19 cuerpos.

Los cuerpos presentaban heridas de arma de fuego, a diferencia de los vehículos localizados, que sólo presentaron daños provocados por el fuego.

El Ministerio Público de la Unidad de Investigación (FGR) ordenó el levantamiento de los cuerpos y el traslado al forense para realizar las necropsias.

Tras el hallazgo, versiones preliminares señalan que los restos encontrados por autoridades estatales pertenecen a inmigrantes guatemaltecos, incluso, el gobierno de Guatemala solicitó información sobre los hechos.

Sin embargo, el gobierno de Tamaulipas recalcó que las identificaciones de los cuerpos se darán a conocer hasta que terminen los exámenes de ADN.