Este domingo padres de los menores muertos en la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, el 5 de junio del 2009, denunciaron el robo de ocho pares de zapatos de bronce que fueron clocados en el “antimonumento” de la Guardería ABC, colocado fuera de las instalaciones centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Paseo de la Reforma.

El espacio es una manera de recordar la tragedia y pedir castigo para los responsables. Sin embargo, este robo fue calificado como un “acto insensible”, pues el valor económico de los zapatitos de bronce es mínimo, en comparación al daño moral y la muestra de insensibilidad que muestra la delincuencia al haber dañado este espacio y la ciudadanía al no denunciar los hechos”, señalaron los padres de las víctimas en Twitter.

Además, acusaron que pese a ser una de las zonas más vigiladas en la Ciudad, ninguna cámara captó los hechos.

El antimonumento contaba con 25 pares de zapatos, de los cuales se sustrajeron ocho pares y representan a los niños que murieron a consecuencia de la negligencia de los responsables de la guardería al no contar con una salida de emergencia funcional y a las autoridades por autorizar su funcionamiento sin contar con las medidas mínimas de seguridad.

El anti monumento fue instalado el 5 de junio, justo a 10 años de los acontecimientos, luego de celebrar una marcha silenciosa para recordar a sus hijos y exigir justicia por la muerte de sus pequeños.

Los zapatos de bronce son reproducciones del último calzado que 25 menores utilizaron antes del incendio y mencionaron que una forma de protesta ante las autoridades.

Posteriormente, los padres pretenden instalar el resto de los zapatos de los 49 menores que fallecieron en la Guardería ABC. Pero hasta el momento, no se ha reportado de alguna persona detenida por el robo.