«Hay falta de voluntad política y compromiso” de algunos gobernadores para combatir a los delincuentes,, lamentó la mañana de este lunes la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, cuando fue cuestionada sobre el trabajo que realizan algunos estados gobernados por la oposición al Gobierno federal para hacer frente al problema de la seguridad, tal como acusó este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Si no atienden de manera oportuna y contundentemente el tema de la violencia y de la delincuencia en sus estados, yo más bien me iría por una falta de compromiso y voluntad política. Hay gobernadores más comprometidos con la seguridad que otros; hay gobernadores que están presentes más que otros”, dijo.

Además, aseguró que cuentan con “datos objetivos” de cuáles son los gobiernos que muestran esta falta de compromiso evidente, por ejemplo sus inasistencias a las reuniones de seguridad para establecer la estrategia federal de seguridad.

“Un gobernador que durante 300 mesas o reuniones de seguridad no ha acudido a ninguna, pues el señor no tiene mayor interés en avanzar. Si ha acudido a todas, si ha estado presente en todas, si ha avanzado en todas, el señor sí tiene interés muy claro de bajar la incidencia delictiva en su estado”, señaló.

Sin embargo, no dio más datos sobre cuáles son los estados en los que no ha habido respuesta de los gobiernos estatales, salvo Coahuila, donde Miguel Riquelme ha estado “presente, está en todo. Y a mí me encanta porque lo ha dicho en todos los tonos y ha bajado la incidencia”, a pesar de los hechos violentos ocurridos en el municipio de Villa Unión, que provocaron la muerte de 22 personas, este sábado.

“Nos señalan al gobierno federal por la inseguridad, pero qué hacen los gobernadores o cada gobernador dentro de sus entidades; y no sólo ellos, qué hacen los presidentes municipales con un modelo de policía que deberían tener…”, planteó la funcionaria.

También reconoció que el gobierno federal tienen adversarios porque “ni el presidente ni yo somos ‘monedita de oro’, para caerle bien a todos” y que estas estrategias, tanto por acciones opositoras, como por la omisión en el caso de los gobernadores, busca robarles votos de cara a las elecciones federales de 2021.

“Ya se están organizando para competir en las próximas elecciones ¿no? Así es la democracia. Ahora ¿hay un movimiento para desestabilizar al Presidente?, no lo creo”, señaló.

En cuanto a la delincuencia organizada dijo que ha estado presente desde hace muchos años “y obviamente cuando se le pegó de palos al avispero salieron muchas avispas a formar sus pequeñas células. Antes eran cárteles muy identificados, hoy son cantidad de pequeñas y grandes organizaciones delincuenciales que están presentes en el país”, detalló.

Finalmente informó que en los próximos días presentarán un informe sobre la violencia que prevalece en cada entidad, “pues todas las autoridades deben aplicarse en su responsabilidad, que abarca desde luego la incidencia delictiva”.

“Porque ayuda si el presidente municipal participa; ayuda si en ese municipio hay los policías suficientes, si ganan bien los agentes, si actúan de manera independiente, si no están cooptados; ayuda si el gobernador diariamente atiende el asunto. Hay autoridades locales que se aplican atendiendo personalmente el problema”, dijo por su parte el presidente sobre este reporte periódico de las autoridades que participen en las reuniones de coordinación y hay otros gobernadores que no se levantan temprano.