El coordinador nacional del Sistema Nacional de Protección Civil, David León Romero, informó este martes que la tormenta tropical “Hanna”, que ha afectado los estados de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, ha dejado un saldo de tres personas muertas  y cuatro más se encuentran desaparecidas. Agregó que otras 339 personas han tenido que trasladarse a siete refugios temporales y que hasta el momento 54 colonias tienen afectaciones, de manera preliminar.

En la conferencia mañanera del presidente, Andrés Manuel López, el funcionario adscrito a la Secretaría de Gobernación (Segob) explicó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desplegó el Plan DN-III, la Secretaría de Marina (Semar) lo hizo con el Plan Marina y la Guardia Nacional inició un plan de apoyo a la población para atender a las familias afectadas.

Los remanentes de las lluvias que dejó “Hanna” el fin de semana afectaron principalmente los municipios de Díaz Ordaz y Camargo en el norte de Tamaulipas, provocaron que la tarde de ayer el río Bravo se desbordara e inundara los patios fiscales de la aduana y el acceso al Puente Internacional Reynosa-Hidalgo en la frontera con EEUU.

“Lamentamos profundamente los daños que genera la lluvia y caudales de esta dimensión, de manera preliminar hay 54 colonias con afectaciones, cuatro vías de comunicación tienen cierres parciales, otras ocho muestran cierres totales carreteros, seis deslizamientos de tierra, 339 personas en siete refugios temporales; cinco cauces de desbordados”, detalló.

En el municipio de Reynosa, el fenómeno provocó la desaparición de tres menores de las cuatro personas reportadas, así como dos mujeres muertas, una electrocutada y la otra falleció por un paro cardíaco.Los menores desaparecidos fueron vistos por última vez el domingo, al caer de un árbol y ser arrastrados por la corriente en la colonia Paseo Residencial.

También refirió que hubo un hospital inundado la noche del sábado en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, el cual fue atendido de inmediato por personal del sector Salud, la Sedena, Guardia Nacional y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para restablecer las condiciones.

“Hay 87 personas rescatadas, 769 personas evacuadas. Mientras que estamos buscando a las cuatro personas desaparecidas, y nos duele mucho reportar que hay tres personas fallecidas y más de 320 afectaciones a la infraestructura pública”, dijo.

León Romero indicó que este fenómeno meteorológico también ha afectado los estados de la costa sureste en EEUU, particularmente Texas, por lo que la red consular mexicana dispuso una serie de servicios para atender a los mexicanos que pudieron haber sufrido alguna afectación en aquella región.

Por ello, pidió a la población que habita en la zona que siga las recomendaciones de las autoridades y que evite transitar o cruzar los ríos, ya que algunos se han desbordado por la intensidad de las lluvias.

“No hay que transitar, no hay que cruzar el cauce de un río. Es arriesgar nuestra vida y es arriesgar también la vida de los socorristas que tendrían que ir en nuestro auxilio” dijo y añadió que el Sistema Nacional de Protección Civil continuará con trabajos permanentes para atender todo el territorio, pero de manera muy particular los tres estados con mayores afectaciones.

En Gustavo Díaz Ordaz, Tamaulipas, «llovieron 367 litros por metro cuadrado, siendo casi el 50% de las lluvias que se tiene en un año», destacó León Romero, mientras que en Nuevo León, «se acumularon 564 milímetros da agua, es decir, que llovió el 80% del agua que cae en un año en sólo 48 horas», agregó el funcionario.

Informó que hasta el momento no hay solicitudes de declaración de emergencia por parte de algún gobernador para solicitar recursos del Fondo para la Atención de Emergencia (Fonden).

“Hasta la noche de ayer no teníamos todavía solicitud de los gobernadores de declaratoria y recordar que muchas veces no es inmediata la solicitud, porque los gobiernos estatales tienen sus sistemas estatales de protección civil, atienden, atendemos todos juntos. Cuando identifican que requieren un apoyo extraordinario de este instrumento de planeación financiera que es el Fonden hacen sus solicitudes”, dijo.

“A diferencia de otros países en donde se tiene que declarar una emergencia para que el gobierno federal actúe, en nuestro país se actúa de inmediato sin declaratoria. Incluso nuestros hermanos soldados, marinos, dejan lo que están haciendo para activar su Plan Marina, el Plan DN-III, y en este caso también, el plan de la Guardia Nacional”, dijo.

Finalmente, expuso que la  Conagua 18 presas en los tres estados afectados, las cuales tienen un incremento significativo de agua que permitirá una mayor disposición del líquido en la región.

Los daños en Reynosa

Por su parte, la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez pidió a los habitantes de zonas aledañas al Río Bravo que se mantengan alerta, pues persiste el riesgo de que sean desalojados, particularmente se refirió a quienes viven en la zona centro, Ejido Los Longorias, 10 de Mayo, El Porvenir, El Banco, Manuel Tárrega, Ferrocarril Oriente, Aquiles Serdán y Carmen Serdán.

El desborde del río Bravo alertó a los vecinos de la colonia Del Prado, quienes fueron llevados a los patios fiscales del cruce fronterizo, para constatar los daños. Los vecinos marcaron el nivel del agua fuera de sus casas para conversar con Eduardo López Arias, secretario de Obras Públicas en Reynosa, quien realizaba un recorrido de supervisión por la zona. Tras la charla, los vecinos constataron que el nivel seguía subiendo pues había rebasado la marca que colocaron.

Por su parte, Luis Javier Pinto, titular de la Comisión Estatal del Agua, indicó que al reunirse con personal de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA)  le informaron que el volumen de agua que desalojará el Río Bravo equivale a la mitad de la que pasó en 2010, cuando el huracán “Alex” azotó Reynosa.

“No consideran que haya situaciones graves, salvo aquellos que están alojados en el cauce del río Bravo, que han hecho construcciones. No se tiene contemplado que el nivel suba más allá y llegue a las oficinas de la aduana”, explicó y recordó que hace una década el huracán “Alex” inundó estas instalaciones y el Río Bravo arrastrara el área conocida como La Playita. En aquel momento también fueron desalojados los residentes de las colonias 10 de Mayo y Los Patos.

Hasta ayer, las autoridades informaban de 70 sectores inundados, de los cuales 45 cuentan con familias que perdieron sus bienes con la inundación.

De acuerdo con el gerente de observación del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Fabián Vázquez. “Lo más intenso ya pasó”, dijo, pero advirtió que el fenómeno se mantendrá como un sistema lluvioso durante los próximos días, por lo que es importante tomar precauciones también en Durango, el norte de Zacatecas y Sinaloa.

AMLO lamenta muertes

Por su parte, el presidente López Obrador lamentó la muerte de las tres personas a consecuencia del fenómeno  y aseguró que su gobierno se mantiene al tanto de la emergencia para atenderla adecuadamente. «Es lamentable que tres personas perdieran la vida, tres mujeres», dijo.

Agregó que se puso en marcha en plan DN-III y el Plan Marina para atender la emergencia.

“Hemos estado pendientes desde el inicio de esta tormenta. David León se trasladó a Coahuila y se echaron a andar el Plan DN-III y el Plan Marina. Estamos apoyando, ayudando. Fue muy fuerte esta tormenta, pero afortunadamente fueron pocos los daños, desde luego es lamentable la muerte de tres personas pero los daños materiales no fueron muchos, a pesar de que fue, repito, muy fuerte, muy intensa la tormenta”, comentó.