El estado de Guanajuato inició el año con una oleada de violencia, el inicio de año más violento registrado en el estado, con más de 210 homicidios dolosos, solo en los primeros 15 días de 2020, como consecuencia de ataques armados directos por las noches, en calles, comercios y viviendas.

Un recuento preliminar arrojó 213 personas muertas por impactos de arma de fuego. Entre ellos hay mujeres, menores de edad y dos policías, principalmente en las ciudades de Salamanca, Irapuato, Celaya, León, Apaseo el Alto, Villagrán, Acámbaro, San Francisco del Rincón, Silao, Comonfort, Tarimoro, San Miguel de Allende, Yuriria y Valle de Santiago, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE).

Entre el 12 y el 14 de enero, grupos delictivos protagonizaron ataques simultáneos, con armas de alto poder, artefactos explosivos y la quema de inmuebles que causaron terror entre vecinos. En  Irapuato se han registrado seis ataques de ese tipo que dejaron más de 10 muertos.

Mientras que la tarde del miércoles 14, un comando armado asesinó a siete personas en el interior de un taller de autos en Tarimoro, y a dos hombres en una pensión de Celaya, en hechos simultáneos.

La noche del martes y en las primeras horas del miércoles, las corporaciones de seguridad reportaron hechos armados en los municipios de: Comonfort, Apaseo el Alto, Celaya, Salamanca, Jaral del Progreso e Irapuato, en los que 11 personas murieron baleadas y dos casas fueron incendiadas.

En Jaral del Progreso, la madrugada del miércoles un grupo armado disparó contra una casa a la que posteriormente fue incendiada, junto con un automóvil que estaba estacionado afuera, presuntamente propiedades de integrante de la Policía Preventiva.

Mientras que un grupo armado disparó y quemó otra casa en la ciudad de Salamanca y en otro hecho se encontró a un hombre ejecutado.

En Celaya mataron a tiros a dos hombres en la colonia Progreso Solidaridad. También se localizó un cadáver más. En Irapuato, también fue hallado otro hombre asesinado.

Urge llevar a la Guardia Nacional a las calles

Ante esta situación de violencia, el gobernador de la entidad, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se pronunció públicamente sobre el tema, desde que se recrudeció la violencia en el estado y exigió que la Guardia Nacional (GN) salga de sus cuarteles para realizar una vigilancia efectiva:

“De nada sirve tener bases de operación con los elementos guardados, necesitamos que salgan a vigilar, a hacer operativos, necesitamos que salgan las 24 horas de vigilancia, no que estén encuartelados”, solicitó al gobierno federal.

Señaló que el titular de la GN, Luis Rodríguez Bucio, le reportó la presencia de 4 mil 150 elementos de la corporación en la entidad. Sin embargo el gobernador guanajuatense solicitó cuántos efectivos hacen realmente acciones de vigilancia.

En noviembre pasado, Guanajuato registró 265 homicidios dolosos, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).