La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) inició una carpeta de investigación para ubicar a los autores de un video que fue difundido en redes sociales en el que un grupo de unos 20 hombres armados y encapuchados amenaza con iniciar “una limpia” de delincuentes, así como al personal de gobierno que los apoye, en cuatro municipios del Área Metropolitana del Valle de México.

Alejandro Gómez Sánchez, titular de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, (FGJEM),  informó que la dependencia ya analiza el video para determinar su veracidad o se trata de una grabación previa a la que se añadió algún audio.

“Está en Servicios Periciales, y de las personas que mencionan en el vídeo, estamos tratando de buscar las fichas técnicas”, comentó.

En las imágenes, difundidas mediante redes sociales, aparece el grupo de hombres que porta armas de alto poder, visten ropas color negro y tienen el rostro cubierto. En su mensaje, aseguran que “limpiarán al estado de secuestradores, extorsionadores, rateros y de la ‘gente del gobierno que los apoya’, en los municipios de Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla, Tultitlán y Tultepec.

Uno de los sujetos dio una lista de nombres o apodos de presuntos delincuentes que serán la prioridad de su “labor justiciera”. Al respecto, el fiscal mexiquense indicó que varios de estos personajes se encuentran presos en diversos penales del Estado de México, entre ellos “el Víbora” o “el Misra”.

Por su parte, la secretaria de Seguridad del Estado de México (SSEM), Maribel Cervantes Guerrero, confirmó que al menos cuatro de los enlistados están presos en dos penales de la entidad mexiquense, pero reconoció que la delincuencia busca distintas formas de comunicarse y operar desde la prisión, y que la SSEM como responsable de los centros penitenciarios, emprende una lucha frontal en contra redes delincuenciales y sus formas de operar.

Indicó que Planteó que el Estado de México vive un problema de grave sobrepoblación en sus centros penitenciarios, cuya capacidad real es de 13mil internos, pero al momento existen 29 mil alojados.

Por ello, señaló que gestiona el traslado de delincuentes hacia cárceles federales y liberar a por lo menos mil internos con uso de brazalete, adultos mayores, aquellos que les faltan cuatro años para concluir sus penalidades o personas enfermas, como medida para liberar el hacinamiento en el que viven.