Gobierno de México pedirá a EEUU detalles de operativo Rápido y Furioso

450

El presidente Andrés Manuel López informó la mañana de este viernes que el gobierno Federal  enviará una nota diplomática al gobierno de EEUU para obtener detalles del operativo denominado “Rápido y Furioso”, a partir del cual entró una gran cantidad de armas de alto calibre a México, para saber si el gobierno de Felipe Calderón participó de alguna forma.

Explicó que se trata de un tema muy delicado para México y, en caso que el gobierno estadounidense haya autorizado este intercambio, le solicitarán una disculpa, pero si no hubo cooperación por ambas naciones, esta acción sería una intromisión ilegal y violatoria a la soberanía de México.

“Que el mismo gobierno estadunidense diga si hubo o no cooperación, nada más, como complemento. Y si no hubo cooperación, que de todas maneras era indebida e ilegal… de todas formas… todavía es tiempo para ofrecer una disculpa y explicar esta situación”, expresó.

“Esto es lo que considero debe de quedar en claro y conocer toda la investigación y lo que implicó, quiénes participaron, y como cuestión, nada más, de cuestión complementaria, que el mismo gobierno estadounidense diga si hubo o no cooperación, y si no hubo cooperación que de todas maneras era indebida e ilegal”, añadió.

Sobre el tema, el expresidente Calderon publicó este jueves en su cuenta de Twiter, que “el operativo fue secreto (de 2006 a 2011) y se supo de él cuando ya se le había salido del control a Washington”. También negó que hubiera un acuerdo entre oficinas presidenciales.

“Es falso que el gobierno de México haya tenido un acuerdo con el gobierno de EUA para introducir armas al país. Durante la Administración 2006-2012, el gobierno mexicano exigió firmemente al gobierno de EUA detener el tráfico de armas que llegaban a los criminales. Abro hilo…”, escribió.

Hasta el momento se ha comprobado que en este operático entraron a México más de 2 mil armas de alto poder con un chip de localización que serían entregados a grupos criminales, al fin de rastrear sus movimientos.

En respuesta, López Obrador aseguró que “el operativo ocurrió porque con esas armas se cometieron homicidios en México, inclusive de un funcionario estadounidense en México”. Por ello dijo que la nota diplomática era necesaria para aclarar el suceso e investigar a los participantes.

Aclaró que no duda de la respuesta de Calderón, pero el tema requiere de una investigación porque violó la soberanía de manera flagrante, las leyes internacionales, “y nos quedamos callados. Lo que me parece grave es que se haya llevado a cabo una intervención violatoria de nuestra Constitución, de la soberanía, un operativo secreto y que se haya causado la muerte de mexicanos y un extranjero”, destacó.

Y agregó: “se está reconociendo que hubo una intromisión ilegal, violatoria de nuestra soberanía, por un gobierno extranjero, en el caso de que no existiera o existiese cooperación. Esto se debe ventilar a fin de qué nunca vuelva a ocurrir una acción de ese tipo”.

Manifestó su confianza en la cooperación del gobierno de Donald Trump, tal como lo ha hecho en otros episodios, como la detención fallida de Ovidio Guzmán o el asesinato de mujeres y niños de la familia LeBarón en Sonora. “El presidente Trump fue respetuoso de nuestra soberanía y hasta retiró la intención de calificar como terroristas a los narcotraficantes en México”.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard dijo hoy mismo se enviará la nota diplomática al Departamento de Estado y se le solicitará que se compartan con el gobierno de México y la opinión pública todas las averiguaciones e investigaciones que en su momento se realizaron respecto a ese operativo y sus conclusiones.