La presente administración ha localizado 81 sitios con 222 fosas clandestinas, de donde rescataron 337 cuerpos, informó hoy el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración  de la Secretaría  Gobernación, Alejandro Encinas, en el primer reporte oficial sobre desaparición forzada de víctimas.

“Es la herencia de una política equivocada, fracasada, para enfrentar la violencia en el país”, Aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador, al presentar el resultado, durante su conferencia matutina de este miércoles, desde Palacio Nacional.

Encinas Rodríguez explicó que este informe comprende del 1 de diciembre de 2018 al 13 de mayo de 2019 y es el primer reporte oficial en materia, pues hasta el momento existen conteos  a cargo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), centros académicos, organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación, pero ninguno de origen oficial.

En gobiernos pasados esos datos se ocultaron, se enviaron «al marasmo de los datos estadísticos», dijo Encinas. «Se mezclaban con datos de homicidios», aun cuando la ley obligaba al gobierno a tener un registro de fosas comunes o clandestinas.

En este reporte,  la mayoría de las fosas se encuentran en los estados de Colima, Veracruz, Sonora Sinaloa, Guerrero y Nayarit.

Además, informó que por indicación del presidente, el gobierno federal creará un Programa Nacional de Búsqueda y un Programa de Inhumaciones e Identificación Forense que acompañarán a familiares para facilitar la identificación de cuerpos.

También se impulsarán acciones complementarias como: la revisión y actualización del registro nacional de personas desaparecidas, un registro nacional de fosas, a través de la información generada por la Subsecretaría de Derechos Humanos, la Comisión Nacional de Búsqueda, la Fiscalía General de la República, fiscalías de los estados, colectivos de familiares y fuentes abiertas verificadas.

Con esta información, se entregará de forma quincenal al gabinete de seguridad pública un reporte sobre registro de fosas clandestinas, cuerpos encontrados y sitios, verificando la información proveniente de las fiscalías.

Por su parte, el gobierno concluirá el diagnóstico nacional forense para fortalecer las capacidades institucionales de los servicios médicos forenses, anfiteatros y laboratorios de genética que existen en los estados, así como la formación de recursos humanos.

De manera regional, se implementarán planes regionales de búsqueda y acompañamiento a los familiares de las víctimas, así como el Programa Nacional de Exhumaciones e Identificación Forense, que considera la creación de un sistema nacional que homologue procesos, fortalezca capacidades institucionales y canalice los apoyos de la cooperación internacional, en colaboración los servicios periciales de la Fiscalía General de la República (FGR), la División Científica de la Policía Federal (PF), la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos, el Equipo Argentino de Antropología Forense y colectivos de víctimas.

Por su parte, el presidente explicó que desde hace años se dejaron de atender las causas que originan la violencia, se abandonó al pueblo, a los jóvenes y se quiso enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia con el uso de la fuerza, con medidas coercitivas.

«Se declaró la guerra. Esto produjo más violencia y lo que nunca se había visto, se crearon en el país fosas clandestinas para enterrar cuerpos de seres humanos, un periodo muy triste para México”, lamentó.

“Ahora tenemos que informar sobre las fosas clandestinas porque, aunque duele, tenemos que saber lo que realmente sucedió y desgraciadamente sigue pasando, porque no se puede de la noche a la mañana terminar con estas herencias de inseguridad y de violencia”, reiteró.

Y agregó que su gobierno busca “que no apostemos a enfrentar la violencia con la violencia, el mal con el mal; se están atendiendo las necesidades de la gente, que haya trabajo, bienestar, que no se abandone a los jóvenes y que no sea el uso de la fuerza lo principal para garantizar la paz y la tranquilidad, que sea el desarrollo lo básico, paz con justicia”.