FGJCDMX investiga supuesta amenaza a Claudia Sheinbaum

120

Todo surgió a partir de una denuncia anónima que alertaba de una amenaza contra la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, por lo que elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) inspeccionaron el domicilio de la empresa la empresa Inteligencia en Seguridad Privada, ubicada en la calle Durango

A través de una llamada recibida en el C5 el pasado 13 de septiembre, una mujer aseguró que en calles de la colonia Condesa se encontraba un hombre que se identifica como “Neri”, quien posee “armas de fuego (AK-47, R15, Colt 45, Pietro Beretta nueve milímetros, .357 Magnum y balas 2.23)”.

En el reporte, recibido por el operador con clave C50890508, se aseguró que el presunto sospechoso vendía armas a menores de edad.

“Neri tiene un vehículo membreteado de la empresa Inteligencia en Seguridad Privada; la cual tiene domicilio en Durango número 243, cuarto piso”, quedó asentado en el reporte.

La denunciante dijo que el supuesto agresor comentó que ejecutarían a la jefa de Gobierno, la doctora Claudia Sheinbaum, el 15 de septiembre y que daría a conocer los hechos en redes sociales y con un medio de comunicación.

En la Fiscalía se confirmó que se investiga el reporte, mientras que en la Secretaría de Seguridad Ciudadana indicó que ninguna de las áreas de inteligencia ha detectado alguna amenaza latente contra Sheimbaum.

Una vez que se tuvo conocimiento del hecho, se dio vista a la Policía de Investigación (PDI), que se coordina con la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), para llevar a cabo las indagatorias de gabinete y campo correspondientes”, puntualizó la FGJCDMX en un comunicado.

Además, fue realizada una inspección en la zona donde presuntamente vive el agresor, donde revisaron cámaras de vigilancia del C5.

Ayer, después de las 11:00 horas, la calle Durango, desde Salamanca hasta Valladolid, fue cerrada por agentes policiales capitalinos y elementos de la Guardia Nacional.

Ahí se inspeccionó el cuarto piso del número 253 de la calle Durango, ubicado en realidad en la colonia Roma, el cual estaba vacío. La supervisión se prolongó por más de dos horas y una patrulla permaneció en las inmediaciones.