Pese al anuncio de la Procuraduría General de la República (PGR), donde se aseguró que elementos de la División de Investigación de la Policía Federal detuvieron en las inmediaciones del municipio de Cocula, a Erick Uriel Sandoval, probable integrante de una organización criminal que opera en la región y vinculado al caso Ayotzinapa, familiares dudan que sea una persona determinante en la búsqueda de los normalistas.

De acuerdo a Vidulfo Rosales, abogado de los familiares de los 43 normalistas, la detención de ‘La Rana’, como es apodado, dista mucho de ser una pieza angular en el caso, pues aunque no se descarta que esté vinculado al grupo delincuencial Guerreros Unidos, funge un papel menor.

“No estamos hablando de una persona que efectuara un papel de coordinación, que diera instrucciones o que incluso haya planeado el destino final de los estudiantes», sentenció en entrevista radiofónica.

De tal modo, Rosales sostuvo que la versión de las autoridades de «Tuvo una intervención decisiva contra los normalistas” es falsa y enfatizó que hay personas son mucho más prioridad y que en verdad podrían ayudar a resolver el caso.

“(Está) Alejandro Tenescalco que era uno de los comandantes y que dirigía este grupo de Los Bélicos en la Policía de Iguala o el mismo José Ángel Casarrubias, alías El Mochomo, o incluso el papel de tres policías federales, a los que ya se les hubiese solicitado orden de captura y fue negada y que permitieron la segunda ruta de desaparición de los estudiantes o el propio esclarecimiento de las acciones u omisiones del Ejército en los hechos».