La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Gobierno de la Ciudad de México presentó las 17 rutas de transporte público que son los más peligrosas para los pasajeros por temas de delincuencia. Seis de ellas se extienden al Área Metropolitana, específicamente a los municipios de Nezahualcóyotl, Ecatepec y Naucalpan, en el Estado de México.

Estas rutas circulan por las alcaldías de Iztapalapa, Tlalpan, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón y Coyoacán, e incluye también la línea 8 del Metro, que cruza las alcaldías de Cuauhtémoc, Iztacalco e Iztapalapa.

Como parte del operativo Frontera, la policía capitalina tiene identificados cinco corredores peligrosos en las zonas limítrofes de Iztapalapa y Gustavo A. Madero, con el Estado de México, principalmente en avenidas como la calzada Ignacio Zaragoza, de Boulevard Puerto Aéreo, la carretera México-Puebla; Periférico oriente, de Canal de San Juan al Bordo de Xochiaca; Circuito Lázaro Cárdenas, Río de los Remedios, Vallejo y la autopista Naucalpan-Ecatepec.

También es peligroso usar el transporte concesionado en Insurgentes Norte, de la estación Indios Verdes del Metro a la avenida Río de los Remedios; Centenario, de Oriente 157 a la avenida Río de los Remedios, y las avenidas del Conscripto e Ingenieros Militares, de Cuatro Caminos a la calle Palermo, esquina con Conscripto.

En Iztapalapa, la SSC señala riesgos en los corredores: San Lorenzo-San Vicente; Metro Constitución de 1917-San Lorenzo; Hospital General-Santa Cruz Meyehualco y el Eje 3 Oriente.

En Coyoacán, aparecen: las rutas estación Viveros del Metro al Cerro del Judío, Cultura Maya, estación Universidad del Metro a Bosques del Pedregal, calzada de Tlalpan, carretera Picacho-Ajusco y Ampliación Jalalpa-Metro Tacubaya. Estar rutas se extienden hasta las alcaldías Coyoacán, Tlalpan, Álvaro Obregón y Magdalena Contreras.

El anexo estadístico del primer Informe de gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo señala que del 5 de diciembre de 2018 al 31 de julio pasado se detuvo a 187 personas involucradas en asaltos a bordo de microbuses, de las cuales 131 fueron remitidas al Ministerio Público (MP); se desarticularon 13 bandas, a las que se les aseguraron 46 armas punzocortantes, nueve de fuego y 21 réplicas.

Al interior del Metro, se han detenido a mil 82 personas, de las cuales 770 fueron remitidas al MP. Se desarticularon 74 bandas y se decomisaron 15 armas blancas, dos de fuego y tres réplicas.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), hay un promedio diario de 3.5 casos de robo en microbús en lo que va de este año, más del doble del registrado en 2018, que se ubicó en 1.6.

Para combatir este delito, la administración capitalina implementa operativos en las rutas consideradas peligrosas, que incluyen inspecciones a bordo de las unidades, además de incrementar la presencia policiaca en instalaciones e inmediaciones de estaciones del Metro.