Esta es la estructura criminal del CSRL y quiénes asumirían su control

827

Juan Rodolfo Yépez Godoy y Rodolfo Yépez Ortiz, padre y hermano de José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, así como José Mario Lara Mendoza, “El Magia”, son las personas que  se perfilan para asumir el liderazgo del Cartel Santa Rosa de Lima, enfocado en el robo de combustible, las extorsiones y los secuestros,  además de tener una disputa abierta con el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG)  por la región del Bajío, en los estados de Guanajuato, Michoacán y Jalisco.

De acuerdo con un informe de inteligencia de las secretarías de Marina (Semar)  y de la Defensa Nacional (Sedena), la mayoría de los operadores de alto rango de este grupo criminal ya fueron detenidos por autoridades federales, entre ellos  hermanos Fabián y Noé Lara Barman, “El Vieja” y “El Puma”, considerado cofundador del grupo, aunque posteriormente pasó al CJNG.

Según el documento, la estructura del CSRL contaba con 162 hombres y mujeres, entre ellos  familiares, gente de confianza, operadores financieros y personal operativo, quienes realizaban las acciones de robo de hidrocarburos, venta de droga y halconeo.

Como segundos de “El Marro” se encuentran: Fernando Juárez Morelos, “El Pantera”; Eliseo Gutiérrez Belman, “Titis”, “El Vieja”, “El Puma”, “El Triste”, José Manuel Félix Azueta, “El Meño” e Israel Lara Ruiz Castro, “El Nacaro”, todos ellos detenidos.

Mientras que “El Magia”, quien permanece libre, es hermano del alcalde de Villagrán, Juan Lara Mendoza, postulado por el partido Nueva Alianza en las elecciones locales de 2018 y quien, a su vez, es tío de los hermanos Fabián y Noé Lara.

También Angélica Mora Villalobos, “Angie”; Adán González Ochoa, “El Payki” o “El Gordo”; María Guadalupe Ruiz Lara, “Pilly”, son señalados como operadores financieros de la organización, comandados por Karen Lizbeth Yépez Ortiz, hermana de El Marro, quien además se encargaba de la adquisición de propiedades, con el uso de prestanombres: Eduardo Aguado, Jorge Enrique Peña Cuevas, “El Hulk”, ya detenido y Mauricio Garcés Sotelo, “El Sotelo”.

El documento indica además que “El Marro” tenía cuatro parejas sentimentales: María Luisa Cervantes, “Luisa”; Karen Molina Villalobos quien fue detenida y luego liberada, Andrea Magdalena Cervantes Ariza, “La Maga”, y Elsa Marisol Martínez Prieto, “La Güera”, quienes además operaban en la estructura criminal, realizando tareas financieras.

Hasta ahora, más de 30 integrantes de la organización Santa Rosa de Lima han sido detenidos por autoridades federales como estatales, en diversos operativos realizados en el estado de Guanajuato.

Así fue la detención de “El Marro”

La madrugada de este domingo “El Marro”, fundador y actual líder del grupo criminal  fue capturado en el poblado de Franco Tavera, del municipio de Juventino Rosas, Guanajuato.

Autoridades de los tres niveles de gobierno ubicaron el inmueble en donde se ocultaba y lograron apresarlo junto con seis personas más que se encontraban al interior del domicilio y fueron acusados por su presunta comisión de los delitos de delincuencia organizada y homicidio calificado. Mientras que la estructura del CSRL es considerada la principal organización dedicada al robo de combustible en el país.

Durante el operativo realizado por elementos de Ejército y de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato se liberó a una mujer que se encontraba secuestrada.

Sobre el operativo, la Sedena informó  que se realizó labor de inteligencia en el municipio Santa Cruz de Juventino Rosas, Guanajuato, por lo que se solicitaron órdenes judiciales para catear dos inmuebles. La detención se logró por parte de un grupo de élite del Ejército, que lo perseguía desde principios de este año. En la detención no hubo heridos ni se hicieron disparos.

En el primer domicilio fue hallado “El Marro” y cinco de sus guardaespaldas junto con una empresaria de Apaseo el Alto que había sido secuestrada días antes. Los hombres tenían en su posesión cinco armas largas, tres cortas y un lanzagranadas, además de una maleta con dinero en efectivo.

En el segundo fueron capturadas tres personas más, una de ellas tenía pendiente una orden de aprehensión, y se encontraron 36 mil 400 pesos en efectivo.

La noticia de su captuira fue dada en la mañana por el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en su cuenta de Twitter: “Esta madrugada en un operativo conjunto entre fuerzas estatales y federales fue detenido el principal líder de un grupo criminal que operaba en la región Laja-Bajío”.

Agradeció la participación del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; del titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval González, y de la Marina, José Rafael Ojeda Durán; así como el jefe de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio. También agradeció el trabajo de la Fiscalía General del Estado y de la Secretaría de Seguridad Pública guanajuantense.

Más tarde, Durazo Montaño informó que “El Marro” ya estaba a disposición de las autoridades judiciales de la entidad y una vez cumplidas las formalidades legales de su detención, sería trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) del Altiplano, en Almoloya, Estado de México, para presentarlo ante un juez federal.

El funcionario agradeció el apoyo que la Fiscalía General de la República (FGR), el gobierno y la fiscalía estatales dieron para concretar la captura.

Surgimiento y consolidación del CSRL

El origen de esta organización criminal se remonta al 2014 cuando eran un grupo de huachicoleros, encabezado por David Rogel Figueroa, “El Güero” y “El Marro” era un subalterno. Para octubre de 2017, ya con el liderazgo de Yépez Ortiz le declaró la guerra al CJNG, por el control del robo de combustible en los municipios de León, Irapuato, Salamanca, Celaya y Los Apaseos, por donde pasan ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex); así como por la venta de droga, secuestro y extorsión.

“El Marro” comenzó su carrera delictiva con atracos, fue a la cárcel en 2007. Después se dedicó al tráfico de cocaína y luego, en 2014, se concentró en el robo de combustibles al perforar tomas clandestinas en el municipio de Villagrán.

Actualmente mantiene presencia en cinco municipios (entre ellos León y Salamanca) y permanecen en una disputa por el control en: Cortazar, Celaya, Apaseo el Grande y Apaseo el Alto; esto sin contar Villagrán y Juventino Rosas, sus principales bastiones.

Mientras que el CJNG tiene presencia con la venta de droga, secuestro y extorsión en los municipios de León, Silao, Guanajuato capital, Irapuato y Salamanca, en los que hay alta actividad económica y concentración de población. Sin embargo, de acuerdo con el gerente de Seguridad Monitoreo y Estrategia de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Pemex, General Manuel García Morcillo, el CJNG no busca apoderarse del robo de combustible:

“Del Cártel de Jalisco Nueva Generación no hemos detectado que sea su actividad principal el robo de combustible, incluso en Guanajuato, donde mantiene una disputa con el Cártel de Santa Rosa de Lima, las actividades que lleva a cabo no han sido todavía el robo de combustible”, indicó.

De acuerdo con la información de inteligencia el CSRL buscó fortalecer su estructura con el grupo Los Viagras, que operan en Michoacán y con el Cártel de Sinaloa para combatir al CJNG. Por lo que la batalla entre estos grupos ha convertido a Guanajuato en el primer lugar en homicidios dolosos en el país.

Cuando el gobierno federal inició la lucha contra el robo, en 2019, su grupo delictivo comenzó a extorsionar y secuestrar a comerciantes y empresarios, principalmente del municipio de Celaya, donde de forma constante quemó camiones y vehículos.

En febrero de este año, el CJNG ofreció 500 mil pesos por entregarlo, con una serie de lonas colocadas en diversos municipios de la entidad.

En junio de este año, María Ortiz, madre de “El Marro”, líder del cártel de Santa Rosa de Lima, fue detenida, junto con su hija Juana Yepez, además de Rosalba “N”, ésta última prima del narcotraficante, pero las casi 30 personas que fueron apresadas en dicho operativo fueron puestas en libertad por deficiencias en la detención.

En solo seis años  el CSRL se convirtió en el principal responsable del robo de combustible en Guanajuato, además de controlar la ordeña de ductos y la venta al menudeo del hidrocarburo sustraído. Según cifras de Pemex, el número de tomas clandestinas descubiertas en ese estado pasó de 411 a mil 919 entre 2014 y 2018.

De enero a julio de 2020, un total de mil 386 personas fueron asesinadas con armas de fuego solamente en Guanajuato, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública SNSP). Mientras que la FGE de Guanajuato, informó que  90% de los homicidios que se han registrado en la entidad están relacionados con esta guerra.

El año pasado se perpetraron 2 mil 261 homicidios con armas de fuego; en 2018, 2 mil 135; en 2017 fueron 953, en 2016 sumaron 677 y en 2015 hubo 600 asesinatos.

Mientras que el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, declaró que había “un crecimiento de la cantidad de personas que están no solamente en el narcotráfico, sino que prácticamente están teniendo ya el control de la vida cotidiana en ciertas regiones del país”.